SAN JUAN

Los patovicas sanjuaninos están entre los más discriminadores del país

Las cifras fueron publicadas por el Registro Nacional de empresas y trabajadores de Control de Admisión y Permanencia (RENCAP).
jueves, 13 de junio de 2019 · 08:16

En los últimos 8 años se realizaron cerca de 1.500 denuncias ante el Registro Nacional de empresas y trabajadores de Control de Admisión y Permanencia (RENCAP). Si bien el número de denuncias descendió con el correr de los años (alcanzó su máximo en 2011), el Registro las sigue recopilando (vía web o por teléfono) para hacer un seguimiento de la situación. Qué es el derecho de admisión. Según dice la ley, "es el derecho en virtud del cual la persona titular del establecimiento y/o evento se reserva la atribución de admitir o excluir a terceros de dichos lugares, siempre que la exclusión se fundamente en condiciones objetivas de admisión y permanencia".

Además, el texto aclara que esas condiciones "no deben ser contrarias a los derechos reconocidos en la Constitución Nacional ni suponer un trato discriminatorio o arbitrario para las personas, así como tampoco colocarlas en situaciones de inferioridad o indefensión con respecto a otros concurrentes o espectadores o agraviarlos". Estadios, clubes, pubs, discotecas, bares, restaurantes y todo otro lugar de entretenimiento de público en general. Todos los eventos públicos que sucedan en esos espacios pueden hacer uso del derecho de admisión y permanencia, según lo establece la ley 26.370, aprobada en 2008.

Sin embargo, para hacer uso de ese derecho, deben cumplirse con varias obligaciones, principalmente enfocadas en el personal que ejecuta el derecho de admisión, o sea que echa a personas de un lugar o, directamente, no las deja pasar. Ante el incumplimiento de estas obligaciones, se pueden realizar denuncias que el RENCAP sigue de cerca. Qué tipo de discriminación es más frecuente. Según los datos recopilados por el RENCAP, la discriminación por el aspecto físico es el motivo más común en las denuncias, motivo que aparece en 414 casos. La diferenciación por la vestimenta es la segunda razón más frecuente (215 casos), seguida de la discriminación racial (125).

Qué tipos de violencia son más denunciados. No solo la discriminación puede generar una denuncia, sino también que estas pueden surgir de agresiones de los controladores. La violencia más frecuente fue la verbal, que apareció en 191 casos. Luego, las agresiones verbal y física estuvieron en mayor cantidad de denuncias (171 casos) y seguidas de solo la violencia física (147). En 9 denuncias se registró violencia sexual. Dónde hay más denuncias. En la Ciudad de Buenos Aires y en la Provincia, aún si se divide por la cantidad de habitantes de cada distrito.

En el primer distrito hubo 1,37 denuncias cada 10.000 habitantes, mientras que en el segundo ese número baja a 0,21. Vale aclarar que, aunque no todas las provincias estén adheridas a esta ley nacional, el registro toma denuncias para todo el territorio para luego retransmitirlas a oficinas locales. Las provincias que adhirieron son Buenos Aires, Santa Fe, Chaco, Salta, Chubut, Catamarca, Entre Ríos, Santa Cruz, Tucumán y Río Negro. ¿Todos los patovicas son iguales? La ley nacional reconoce como "controladores" lo que en la calle se nombra como patovicas.

Sin embargo, desde el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos insisten en la diferenciación, ya que los controladores tienen una formación específica y están sometidos a distintos regímenes según la provincia en la que trabajen. Por ejemplo, en las provincias que adhieren a la ley nacional, los controladores estudian entre 3 y 5 años. Qué pasa con las denuncias. Estas denuncias pueden derivar en multas a los locales (montos entre $50 y $500 que se multiplican por la capacidad de personas que puede alojar ese negocio) y revocaciones de licencias a los controladores. Esto, claro está, corre solo para los territorios que adhieren a la ley nacional.

(Fuente: A24)