INVESTIGACIÓN

Para dos ingenieros de la UNSJ, la salida de Fase 1 fue apresurada

Integran el Instituto de Automática. Entre las alternativas propusieron extender por 25 días el aislamiento total.
lunes, 5 de octubre de 2020 · 20:20

Daniel Patiño y Santiago Tosetti, son ingenieros y pertenecen Instituto de Automática (INAUT) (Facultad de Ingeniería de la UNSJ) y, a través de un estudio, plantearon que la fase 1 debería haber durado al menos 25 días más. De hecho, los especialistas destacaron que, aún en fase 3, hay formas de combatir la pandemia.

Según señalaron a la Revista de la U, el planteo deviene en que 'un levantamiento apresurado de la Fase I dónde 14 días fueron insuficientes para erradicar prácticamente el virus y volver al estatus sanitario que tenía San Juan previo al brote en la Ciudad de Caucete'. Sostuvieron que una apropiada e inteligente secuencia de apertura y cierre de fases no sólo desplaza el pico de la curva de contagios sino que evita el colapso del sistema sanitario.

Esto se traduce en que la mencionada fase debió haber durado al menos 25 días más. Ya en fase 3, los especialistas advirtieron que el grado de movilidad llega al 75%, cuando en realidad debería al 50%. Esto da la pauta que la provincia transita una fase intermedia entre la 3 y la 4.

Si se toma la curva acumulativa de casos, se puede observar que en los últimos 10 días de la Fase 1 hubo duplicación de casos. Con esto, se debería haber aplicado la fase 2, que en principio es lo más lógico y razonable por la dinámica misma de contagios del virus. Pero pasar de una fase a otra sin la cantidad de testeos apropiados produce que el crecimiento de contagios vaya acomodándose para tomar una velocidad exponencial, dijeron.

En tanto, destacaron que el salto de fase tuvo un efecto distinto cuando se aplicó en el AMBA a cuando se aplicó en San Juan.  Por un lado, el impacto de la pandemia en lo económico y social hace que los gobiernos provinciales sean más flexibles en las aperturas de las actividades. Por otro, dicen que hay insuficiente cantidad de testeos y advierten un mal registro diario.

En este sentido, señalaron que en el caso de San Juan, el grado de letalidad es del 5.1%, siendo que en el mundo el grado de letalidad promedio es del 2% al 2.5%. Esto implica que la cantidad estimada de casos acumulados debería ser de 2.000, el doble de los registrados actualmente.

En consecuencia, indicaron que 'es real que exista una población de más del doble de infectados, no detectados asintomáticos o con pocos síntomas, no aislados, que tienen capacidad de contagio y es lo que hace que el virus se siga propagando y aumentando su velocidad de contagio'.

'Se puede estar en fases altas (fase III-IV) de movilización poblacional, y aun así controlar el brote del Covid-19, previniendo además el colapso y saturación del sistema sanitario', dijeron. Para esto, calculan que para San Juan 'se requerirían al menos 3.000 test diarios', algo que creen difícil de cumplir. Por esto, la herramienta alternativa es: el distanciamiento social y el confinamiento.

'Más que hablar de convivir con el virus, deberíamos hablar de combatir el virus en nuestro metro cuadrado hasta tanto se disponga de una cura efectiva o vacuna que le dará solución definitiva', concluyeron.