EMOCIONANTE

La milagrosa historia que guarda un mural en el barrio La Estación

Victoria Ale, una fiel devota de la Medalla Milagrosa contó a Canal 13 como superó el momento más difícil de su vida, acompañada por la virgen.
martes, 6 de octubre de 2020 · 13:49

Los vecinos del barrio La Estación fueron testigos de un milagro totalmente inesperado que vivió una madre de este complejo habitacional. Se trata de la historia de Victoria Ale, una fiel devota de la Medalla Milagrosa que de manera impactante pudo dar a luz su tercer hijo luego de atravesar un embarazo de alto riesgo.

Victoria contó que durante mucho tiempo trató de quedarse embarazada por tercer vez en su vida para tener una niña, luego de tener dos varones junto a su pareja. Esta mujer lo intentó por años sin tener éxito hasta que un día decidió pedirle a la virgen de la Medalla Milagrosa que la ayudara a conseguir este deseo tan grande que tenía.

Su fe fue tan grande que finalmente, luego de 18 años de haber dado a luz a su segundo hijo, se enteró que traería vida nuevamente a este mundo. Sin embargo la sorpresa no terminó ahí, ya que semanas después Ale recibió la gran noticia de que estaba esperando por la llegada de una mujer.

Lamentablemente si bien esto fue una alegría muy grande, días más tarde esta vecina del barrio La Estación tuvo que ser intervenida quirúrgicamente para que le retiraran su vesícula. Debido a esta operación tuvo que atravesar los nueves meses de gestación con un drenaje que le traía muchos problemas.

"Me dejaron piedras y un drenaje que tuve que tener todo mi embarazo. Se me cortaba la manguerita, me salía líquido, me subía la presión, todo fue un sufrimiento hasta que ella nació con ocho meses. Desde el primer momento mi embarazo fue de riesgo, en todo momento le pedí a la Medalla Milagrosa", reveló la vecina.

Sin embargo la virgen nunca le soltó la mano a Victoria y continuó ayudándola en este duro proceso, hasta que al octavo mes de su embarazo la mujer pudo traer a este mundo a su primer hija mujer: Milagros Dilara. "Es un milagro que la virgencita hizo en mí. Estoy agradecidísima a la virgen en todo".

Para poder demostrarle toda su gratitud a esta advocación de la Virgen María, la rawsina tomó la decisión de dedicarle un mural en la pared del frente de su vivienda. Aprovechando que Martín Ormeño y una gran cantidad de vecinos del barrio estaban cambiándole la cara al barrio con una gran cantidad de murales, a esta mujer se le ocurrió pedirles que pinten a la Medalla Milagrosa en su casa.

"Ellos no iban a hacer nada acá, pero vi la publicación de Ormeño en Facebook mostrando los trabajos que estaban realizando, así que le comenté su deseo de tener una imagen de la virgen y Ormeño no dudó un segundo en decir que si", recuerda la fiel devota quien desde ese momento día a día mira al cielo para agradecer porque Milagros Dilara puede estar con ella.

Otras Noticias