Dura Historia

De vivir abandonada en las calles de otro país a la cruda pobreza en San Juan

Fernanda Parta Arias es una sanjuanina que fue repatriada desde Bolivia en plena Pandemia. Sus días de sufrimiento no terminaron pese a regresar a su terruño.
jueves, 8 de octubre de 2020 · 08:36

La situación de Fernanda Parta Arias se remonta al pasado mes de agosto cuando su historia se viralizó a través de las redes sociales. En un video, contaba que se encontraba varada, en situación de calle, embarazada y con su hijo de 4 años en las calles de Bolivia.

Su caso llegó hasta las autoridades de la Provincia y luego de dos semanas la joven de 20 años fue repatriada. El 23 de agosto llegó a San Juan y tras 14 días en aislamiento en un hotel (de acuerdo el protocolo para repatriados) se instaló en la precaria vivienda de su madre en el departamento Santa Lucía.

Canal 13 llegó hasta su domicilio y pudo conocer como es la nueva vida de la joven. Hacinada, en condiciones precarias y con un baño en condiciones deplorables, atraviesa un duro momento en la pobreza. “Ya hace un mes que estoy aquí y fue bastante duro. Les agradezco a mucha gente que gracias a ellas estoy aquí con mi familia”, dijo la joven ante las cámaras de Canal 13.  

Fernanda, su hijo, su mamá y sus hermanitos duermen en la misma pieza

Sin embargo, reveló que, tras su difícil momento en Bolivia, sigue atravesando necesidades en San Juan. “Es bastante difícil el día a día, vivo con mi mamá, mis dos hermanitos y mi hijo. Somos cinco personas viviendo en un alquiler bastante chiquito. Nos cuesta sobrevivir el día a día”, contó.

“La casa tiene un comedor, la pieza y un baño que es preferible ir afuera que entrar al baño”, describió Fernanda. Canal 13 pudo acceder a la vivienda y documentar las condiciones precarias en las que se encuentra.  

Así es el baño de la vivienda de la joven en Santa Lucía

Además, la joven no tiene trabajo y su madre lleva lo que puede para “parar la olla”. La madre de Fernanda trabaja en una verdulería donde le dan verduras, productos de limpieza y “algo de plata”, pero no les alcanza. “La verdad hace una semana estamos con eso, pero no sacamos ni para el pan”, sostuvo la chica.

En cuanto a su embarazo, la joven comentó que todavía no se hizo ningún chequeo médico pese a que ya está en avanzado estado. Recién este jueves se realizará sus primeros estudios gracias a la ayuda de un jubilado que le consiguió un turno para análisis y una ecografía. “Ahora me voy a poder atender para salir de dudas de que el bebé este bien y estemos bien los dos”, dijo.

Durante su estadía en Bolivia la joven no se pudo atender porque “allá todo es plata”, aseguró. “Se me hizo muy difícil atenderme porque estando en situación de calle ni para comer tenía y ni para hacerme atender”, comentó.  

Fernanda junto a su hijo Isaías Nahuel y su mamá

Fernanda comentó que se siente bien por haber regresado a San Juan junto a su familia, pero dijo que atraviesa un difícil momento en la pobreza. “A veces, un día hay para comer y otro día no. Estamos pasándola como se puede la verdad” señaló la joven.

Fernanda Parta Arias estuvo varada en Bolivia por la pandemia. A fines de 2019 viajó a aquel país para convivir junto a su ex pareja, Alfredo Chispe. A comienzos del 2020 se enteró que estaba embarazada y tiempo después su novio la abandonó. En ese momento quedó sola y cuando intentó conseguir pasajes para volver a la provincia quedó varada por la cuarentena.

La joven agradeció la ayuda de sus vecinos que le ayudan con lo que pueden. Es el caso de Pedro Aguilar, un jubilado que le ayudó a la familia y hasta le pudo conseguir un turno a la chica para hacerse atender por su embarazo.

“Ya la venia siguiendo desde hace un tiempo cuando me entero que ella era de San Juan y estaba varada en Bolivia. Me pudo contactar con ella para ayudarles”, dijo el hombre a Canal 13.

Pedro contó que el tenía algunas cosas en su casa como televisores en desuso que les donó a la familia para que puedan tener algo con que empezar. “Se les llevé con el consejo de decirle que si necesitaba dinero los vendieran. Eso hice voluntariamente para que ellos tengan algo para empezar a vivir”, dijo.

También le ayudó a sacar un turno para que se pueda atender. “Hay que hacerle una historia clínica en San Juan de ella y al bebé que viene. Mañana se van a hacer análisis de urgencia y una ecografía para ver cómo está la gestación”, comentó Aguilar.