Informe

"Yo fumo porro”

Tras la legalización del cannabis medicinal, hay sectores que también piden regular el uso de la sustancia con otros fines. El testimonio de los que por ahora se quedaron afuera.
sábado, 14 de noviembre de 2020 · 17:00

"Yo fumo porro porque me gusta y el cannabis debería ser legal para todos. Para que se deje de perseguir a los consumidores y tratarlos como delincuentes. Esto se trata de una planta y de la libertad de una persona que va más allá de lo que piensen los políticos o una sociedad". Esta frase resume el grito de los que quedaron afuera de la reciente legalización del cannabis medicinal en Argentina. 

Lo dijo "Pablo" (nombre ficticio para proteger su identidad) un estudiante de 22 años que hace 7 consume desde la clandestinidad al igual que muchos sanjuaninos. Para él cultivar la planta debe ser una libertad. "De ese modo se evitarían muchas cosas. Pero, el país es muy corrupto todavía para legalizar la marihuana", sostuvo. 

La nueva regulación del cannabis medicinal abrió otra vez el debate sobre la despenalización para otros fines. Hubo celebración por parte de los usuarios y organizaciones que durante años lucharon por esta reglamentación. Pero, el reclamo por la legalización de la marihuana no se acaba en lo medicinal. 

Canal 13 consultó a varios usuarios que coincidieron en la necesidad de regular el consumo recreativo. También hay organizaciones y especialistas que avalan este pedido. Pero hay otros sectores que sostienen que legalizar este uso de la marihuana no sería algo positivo para la sociedad. 

Si bien en muchos países el consumo de cannabis con fines recreativos comienza a alejarse de lo prohibido, no es el caso de Argentina. Para los consumidores, recurrir al mercado ilegal y desconocido es peligroso porque no saben lo que compran, el origen o qué contiene. Es riesgoso no solo por salud, también por seguridad. "Hoy existe un mercado clandestino que genera muchísimos ingresos que van a parar al narcotráfico. Este dinero se va del país y esa plata está manchada con sangre porque el narcotráfico, día a día se lleva muchísimas muertes", opinó "Pablo". 

Ante este crudo panorama, muchos consumidores optan por cultivar sus propias plantas, aún sabiendo que esto está penalizado y podrían recibir penas de hasta 15 años de prisión. Por eso, para ellos es crucial que el Estado avance en la regulación del consumo recreativo. "Sería un beneficio porque dejaría ingresos en el país y se ahorrarían millones de pesos en perseguir a los consumidores. El problema es el narcotráfico y el mercado ilegal", insistió el usuario.

Otra de las posturas sobre la legalización del uso adulto es el que planteó la Agrupación Cannabicutora de San Juan. Quieren que el consumo recreativo sea considerado dentro de los parámetros de salud mental.  

Marcha de la Marihuana en San Juan - Foto: Agrupación Cannabicultora San Juan

Para este grupo que nuclea a cultivadores, militantes y asesores el consumo recreativo no solo es una libertad personal, sino también aporta algunos beneficios relacionados con la salud. "El cannabis calma la mente, tranquiliza y ayuda a no consumir otras drogas que pueden ser más nocivas como un Lextotanil u otra cosa para bajar la paranoia de estos tiempo", dijo Cristina Agüero, pesidenta de la organización. 

"Por ejemplo, en Canadá los dispensers que tiene ellos estuvieron funcionando en la pandemia del Covid 19 y continuaron asistiendo a los usuarios que tienen carnet y todo como corresponde", dijo. Vale aclarar que, en aquel país, el cannabis para uso recreativo es legal y los usuarios pueden registrarse como tales y acceder a la marihuana en farmacias y locales especializados. 

"Es grandioso. Esta industria genera también fuentes de trabajo, calidad de vida y la gente se lleva su dosis a su casa. Eso les sirve para pasar la pandemia que no solo es un problema de salud por lo físico, sino mental por el encierro. El cannabis recreativo ayudó mucho a salir la pandemia", aseguró Agüero. 

"Nosotros pedimos no solo que se contemple la planta que cura y trata enfermedades, sino también que trata y cura la mente, te da tranquilidad, calidad de vida, paz", sostuvo la militante. 

Una mirada más amplia propuso el autor, empresario y periodista especializado en cannabis, Javier Hasse. “Me gustaría que toda la gente pueda acceder libremente a esta planta maravillosa. No creo que exista una distinción tan clara entre el uso adulto y medicinal. Mucha gente se está auto medicando sin saberlo y está tratando cosas como insomnio, ansiedad o dolor crónico con cannabis”, dijo en diálogo con Canal 13. 

En este sentido, aclaró que la prioridad es el uso medicinal. Pero, también señaló  que sería importante la despenalización del uso recreativo por muchos motivos, entre ellos para dejar de criminalizar a los consumidores y también para seguir fomentando la industria del cannabis

Planta de cannabis

“Entiendo la controversia y que alguna gente pueda pensar que ahora seremos un país donde la gente viene a buscar porro. Pero tampoco tendría nada de malo. La gente va a Mendoza a buscar vino y a hacer catas de vino y nadie se escandaliza”, señaló.

Sin embargo, muchos sectores sociales cuestionan si realmente la despenalización de este tipo de consumo sería tan beneficioso. "La legalización tiene que ver con una masificación de lo cultural. Ahora la moda de lo nuevo termina siendo la marihuana", dijo la directora de Abordaje de Adicciones, Natalia Vives. 

La funcionaria, comparó el cannabis recreativo con el caso del alcohol, el cual está despenalizado pero su consumo es altísimo. Para ella esta "normalización" de la marihuana es un daño más que una solución. Dijo que tanto uno como el otro son dañinos para el cuerpo. "No creo que por legalizar una droga vaya a disminuir el consumo o que las personas vayan a  tomar en cuenta todo lo que perjudica", sostuvo.

"No está bueno que se normalice o se ponga de moda algo que está mal o que nos hace daño", concluyó. 

Lo cierto es que con el cannabis medicinal se llegó a un cambio de paradigma que tiene una base en la necesidad sanitaria, un reclamo de muchos años por parte de usuarios y organizaciones cannabicas. ¿Qué pasará con el consumo recreativo en los próximos años? ¿Están todos preparados para un mundo con consumo libre de marihuana?.

¿Por qué fumas porro?

Los usuarios de cannabis recreativo piden ser incluidos en la despenalización

Para los consumidores de marihuana fumar un porro puede ser lo mismo que tomarse un vaso de cerveza. Es más, algunos aseguraron que prefieren consumir cannabis en vez de alcohol.

"Fumo porque me gusta. Por lo general con amigos, siempre se comparte. Lo que se siente depende de la variedad. Cuando es indica se siente una relajación corporal, no es tan psicoactiva como cuando es sativa. En ese caso se siente algo más psicoactivo, es totalmente distinto el sentir", comentó "Pablo", uno de los consumidores que habló con este medio.

"Emiliano", otro de los usuarios consultados tiene 31 años, es músico, trabajador de la sanidad y de la comunicación. Consume cannabis  hace 11 años. Dijo que fuma porque le gusta, y porque percibe las cosas de otra manera. "Empecé a fumar a los 19 años con un grupo de amigos y probamos todos juntos", contó.

"Mariano", es artista plástico, músico y empleado de comercio. Tiene 38 años y hace 18 es consumidor de cannabis. "Me relaja, me ayuda a concentrarme cuando pinto o hago música. Lo uso para dispersión, me produce una perspectiva de la realidad más agradable", dijo. 

"Julián", tiene 30 años y fuma hace 15. Es diseñador gráfico, fuma por motivos recreativos y llegó al cannabis porque un día le convidaron y probó. "Un porro te genera un relax para después el trabajo, para relajarse con amigos, reirse y pasarla bien", comentó.

¿Qué consecuencias te trae fumar marihuana?
 

Pipa con cannabis

Para "Pablo", la marihuana no es adictiva. Según él, se puede dejar de fumar y no se sienten consecuencias. 

"Emiliano", dijo que no cree que fumar marihuana tenga consecuencias negativas y aseguró que tampoco se puede comparar con el daño que hacen otras drogas legales como el alcohol o el tabaco. "No soy drogadicto por fumar marihuana. De hecho, me considero más adicto al tabaco y puedo diferenciar bien lo que es adicción y dependencia a una sustancia y lo que no", afirmó.

Sin embargo, el joven señaló que a algunas personas el porro "les pega mal", dependiendo de la calidad de lo que fuman, la personalidad y el organismo de cada uno. 

"Mariano", reconoció que a veces algunos efectos del cannabis pueden ser contraproducentes. Al parecer, si fumas porque si podés cometer errores por desconcentración. 

Por último, Julián sostuvo que no se siente drogadicto por consumir cannabis, aunque también reconoció que a veces una pitada de más puede limitarlo en sus tareas cotidianas . 

Adicción y consumo en los jóvenes

Natalia Vives - Directora de Abordaje de Adicciones en San Juan

Los motivos que llevan a los usuarios a consumir cannabis pueden ser variados. Y aunque muchos aseguran que no genera adicción, hay estudios que comprueban efectos nocivos de la sustancia en el cuerpo y la mente de las personas, aseguró la directora de Abordaje de Adicciones en San Juan, Natalia Vives. 

La marihuana es la droga más consumida entre las personas que llegan a pedir ayuda a los organismos del Estado. Del total de casos registrados en las áreas de adicciones provinciales, el 42% consume marihuana, el 20% alcohol y el 37% cocaína, detallaron las autoridades.

El cannabis tiene como 3 o 4 días de efecto residual en el cuerpo. Por este motivo se considera que la sustancia produce adicción. Al parecer, esta tolerancia hace que una vez que desaparece ese efecto residual, el cuerpo comienza a sentir la necesidad de volver a consumir, según explicó la funcionaria.

"El mismo adicto a veces no sabe reconocer la abstinencia que genera. Tener sensación de nerviosismo, ansiedad, desesperación por volver a consumir, son factores claros de que el cuerpo está pidiendo volver a consumir", sostuvo Vives.

Además, dijo que el cannabis genera problemas cognitivos, porque las personas tienen dificultades de memoria. Eso produce entre otras cosas mucho fracaso escolar.

Por último, señaló que también es importante entender que no es lo mismo el consumo en un adulto que un adolescente. "En alguien de 13 o 14 años el desarrollo de las neuronas no es el mismo, por lo tanto el deterioro va a ser mayor, concluyó.

En contrapunto, la presidenta de la Agrupación Cannabicultora de San Juan, Cristina Agüero, dijo que la marihuana no es adictiva. "El consumo de marihuana no te lleva a otras sustancias, lo que si te lleva a eso son parámetros de la vida que uno no puede resolver. Esta mal que un niño consuma cannabis porque todavía no se desarrollan sus neuronas. Pero ahí es importante el rol de la familia, cuál es la información que tiene ese niño para adquirir esa sustancia. El rol de la educación es clave", señaló.

En este sentido, la militante advirtió que hay otras sustancias más peligrosas como el alcohol. "El cannabis recreativo no crea adicción, no genera violencia, es una sustancia que te tiene tranquilo, es creativa, es estimulante mental. Lo peor que te puede hacer es que te de sueño y hambre", sostuvo Agüero. 

Y aconsejó a las personas informarse sobre el cannabis o cualquier tipo de sustancia que consumen antes de hacerlo.

La odisea de consumir en la clandestinidad 

La mayor parte de los consumidores de cannabis recreativo recurren al mercado ilegal, regulado por el narcotráfico  

Todos los consumidores consultados en esta nota coincidieron en que llegar a conseguir cannabis puede ser una odisea por diferentes motivos. Es peligroso y difícil acceder a un mercado ilegal en el que se corren muchos riesgos. Además, en algunas épocas del año la sustancia escasea. 

"Una vez compramos marihuana y la policía nos detuvo con 3 o 4 gramos. Nos trataron como delincuentes. Eso era para consumo personal y nos quisieron abrir una causa. Tuvimos muchos inconvenientes solo por unos gramos que íbamos a fumar ese fin de semana", contó "Pablo", uno de los consumidores consultados. 

"El de la marihuana es un negocio corrupto. La policía tiene arreglo con conocidos como tranzas o dealers. Los únicos perjudicados son los consumidores y eso produce la prohibición. Este negocio entre vendedores dealers y policías es lo que genera esta situación", sostuvo. 

"Me ha pasado de todo por comprar marihuana. Como ir a las villas con 15 años para comprar. Ahí pase lo que te pase no podes reclamar a nadie. Si te roban o te hacen algo no podés ir a denunciar y decir que estabas comprando droga", cometó "Julián".

Prohibición
 

Javier Hasse, empresario, autor y periodista especializado en cannabis

Para entender un poco de dónde viene la prohibición, Javier Hasse, periodista especializado en cannabis, empresario y escritor, explicó a Canal 13 que el cannabis se hizo ilegal en la década de 1930 en Estados Unidos. Luego fue ilegal alrededor de gran parte del mundo.

Sin embargo, desde hace casi 20 años algunos Estados del país norteamericano empezaron a moverse hacia la descriminalización y eventualmente la legalización. “Hoy en día, más de 30 Estados tienen alguna forma de cannabis legal, aunque todavía no lo es a nivel nacional”, indicó.

Por su parte, Canadá si ha legalizado el cannabis medicinal y de uso adulto a nivel federal. Fue el segundo país en el mundo que lo hizo. El primero fue Uruguay. El país sudamericano lo hizo hace más de 5 años. 

En Argentina, actualmente la Ley 23.737 establece penas de 4 a 15 años de prisión para los que cultiven o guarden semillas de marihuana, como así también para quienes fabriquen o comercien con estupefacientes. Eso cambió con la nueva regulación que permite el autocultivo pero solo con fines medicinales y mediante un registro oficial.

En caso de la tenencia en pequeñas dosis o cultivo en escasa cantidad para consumo personal, las penas son de 2 meses a 4 años de prisión. 

¿Será que la legalización del cannabis medicinal allane el camino para regular también el consumo recreativo de marihuana?. Tal vez el tiempo ayude a tener mayor certezas sobre el consumo, el comportamiento y el desarrollo de una industria alrededor de la controversial planta. Sin dudas, el del cannabis medicinal fue un gran paso para los defensores de la marihuana, pero para otros, el debate recién empieza.