Relato en las redes

Sanjuanina grabó el infierno que sufría con su violento novio en España

La joven decidió contar su historia luego de 8 meses de calvario en los que tuvo que soportar las agresiones del sujeto. "Las imágenes hablan por si solas", posteó.
jueves, 19 de noviembre de 2020 · 19:37

Este jueves, una joven sanjuanina denunció públicamente a su ex en las redes tras vivir un verdadero infierno en España, donde reside actualmente. Luz, escribió un largo relato en el que contó la violencia que sufrió y también subió fotos con la denuncia realizada ante la Justicia española. 

La chica, también compartió fotos y videos en los que se pueden observar cómo el sujeto la hostigaba, insultaba y hasta la llegó a golpear. En su publicación, la joven incluyó chats con el violento que siempre le pedía perdón y minimizaba la situación de violencia. 

"Me llevó mucho tiempo tomar esta decisión y de hecho me sigue costando porque nunca me gustó estar en boca de nadie. Incluso habrá muchas personas muy cercanas a mí que se van enterar de la situación por aquí, porque me aislé muchísimo y no conté a casi nadie. Pero hoy lo hago por vos, por nosotras", comenzó su relato. 

"Muy resumidamente cuento el infierno que me hizo pasar ALDO JORGE DOMÍNGUEZ MOYA. Todo comenzó por celos absurdos, creaba películas inexistentes en su cabeza, desconfiaba absolutamente de todo. Tiene una capacidad de manipulación impresionante mediante la cual te hace creer siempre la culpable de la situación. Fue progresivo, empezó con insultos, menosprecios, reacciones agresivas como romper y golpear cosas, tirarme la ropa, dejarme encerrada sin llaves", contó

La joven mostró las marcas que le dejó el sujeto 

"Pero poco a poco fue empeorando, cada vez eran más fuertes los insultos, empezó con empujones, agarrones, me tiraba de la cama... Siempre haciéndome sentir de lo peor. Hasta que un día fue mucho más allá y decidí denunciarlo. Él estuvo preso y lo tuvieron hasta que medicar en calabozo de lo inestable que estaba", publicó en su cuenta de Facebook. 

Tras esos episodios, la joven decidió apartarse del sujeto. "Me fui dos meses de su lado y después por desgracia, y culpa de su gran manipulación, volví a convivir con la esperanza de que cambie ya que supuestamente estaba muy arrepentido, había cambiado, había estado con tratamiento psicológico y bla bla (las que hayan pasado por esto me entenderán). Como era de esperar, poco a poco volvió a ser el mismo e incluso peor. Ya era natural que me dejara marcada de alguna manera. Ya eran cotidianos los insultos, las humillaciones, los menosprecios... Eran constantes palabras como "puta", "me das asco", "mirate lo gorda que estás", "te juro que te voy a matar hija de puta", "no sos nadie", "sos una negra de mierda", "no tenés dónde caerte muerta", etc", señaló. Mientras tanto, al agresor solo "le importaba era aparentar por las redes una realidad inexistente", dijo.

Por su parte, la víctima pasaba el peor momento, lejos de su familia y con un importante choque psicológico producto de la situación que padecía. "Realmente me enfermó. Bajé 15 kg, no me quería. Sentía que no valía nada, no podía dar ni una opinión sobre nada porque me decía que era una estupidez. Estaba anulada, consumida, aislada. No era nadie. Intenté en muchas ocasiones terminar con la relación, pero evidentemente terminaba lastimada y mal, muy mal", contó. 

Afortunadamente, la joven recibió apoyo para poder superar la violenta relación. "Por suerte tuve mucho apoyo, nuestro círculo más cercano aquí en España sorprendentemente comenzó a darse cuenta de la situación y me ayudaron muchísimo a salir. Me cuesta una barbaridad resumir porque evidentemente en 8 eternos meses de convivencia (cuarentena de por medio) viví millones de situaciones traumáticas", sostuvo. 

Finalmente, la joven publicó: "Hoy por suerte puedo redactar y hacer pública mi historia, hoy por suerte pude salir a tiempo y contarlo, pero podría no haberlo hecho.  Simplemente quiero hacer ver la clase de persona que es, para que nunca más ninguna pase por esto. Y si llega a pasar, por lo menos que no sea porque yo no hablé. También las imágenes hablan por sí solas".

La joven, compartió fotos de la denuncia que fue radicada en el 2° Juzgado de Instrucción de la localidad de Torremolinos en España. el pasado 18 de abril del 2020. Además compartió el escrito de la declaración que realizó ante la policía de España. 

La constancia de la denuncia contra el agresor


 

La declaración por escrito de la joven ante la policía española

Otras Noticias