Este jueves

Una mujer quedó internada por la picadura de un alacrán en Capital

El hecho ocurrió cuando la mujer se encontraba trabajando al cuidado de unos abuelos. Un vecino denunció que no es el primer caso y apuntó contra un corralón de la zona.
jueves, 17 de diciembre de 2020 · 19:24

Momentos desesperantes vivió una mujer este jueves en Capital tras sufrir la picadura de un alacrán. El hecho ocurrió en horas de la mañana, cuando estaba cuidando una pareja de abuelos en una vivienda ubicada en Concepción.

Ricardo Sánchez, el hijo de la pareja de abuelos contó que fue una experiencia muy triste y preocupante ya que la mujer de 50 años tuvo que ser trasladada al hospital Rawson para ser asistida. 

Este es el décimo alacrán que hemos encontrado, no solo en mi casa sino en un vecino, donde viven niños de 4 años y han aparecido ahí los alacranes”, dijo.

Para el vecino, los insectos son provenientes de un corralón ubicado en calle Salvador María del Carril entre Jorge Newbery y Alberdi, Concepción.

Según comentó Sánchez, este insecto se llama Tityus Trivittatus y tiene un veneno que puede causar la muerte en los niños y en los grandes si no acuden rápidamente al hospital.

En cuanto a la salud de la mujer afectada, dijo que en el hospital estuvo una hora con suero y le aplicaron varios medicamentos. Ahora se encuentra recuperándose.

El vecino señaló que realizará una denuncia en la Policía Ambiental para que controlen y hagan cumplir con las desinfecciones correspondientes en dicho corralón. Además, se quejó de un perro doberman que pertenece a la dueña del local comercial y que ya ha mordido a varias personas, entre ellos a ancianos. “Son varias actitudes fuera de lo normal”, sostuvo.

“La Policía Ecológica dice que tienen que desinfectar cada dos meses. Este corralón no desinfecta y no se ve que venga gente a desinfectar. Mi vecino también ha denunciado el caso de los corralones. Esto, sin dudas, viene del corralón”, aseguró.

El hombre capturó al insecto y señaló que no es común de esta zona céntrica, por lo que cree que puede llegar hasta el corralón en la leña.