ESTE JUEVES

Cepo al pucho: el ingenio de un kiosquero por falta de stock

Ante el escaseo un kiosquero decidió vender solo hasta cuatro paquetes por clientes cuando antes les vendía un cartón.
jueves, 16 de abril de 2020 · 17:16

La cuarentena está afectando todos los sectores económicos y los comercios chicos, como los quioscos, vienen sintiendo el impacto de las restricciones horarias para vender, como la falta de algunos productos muy consumidos. Los cigarrillos son un claro ejemplo.

Un kiosquero le contó a Canal 13 este jueves, que "en los últimos días para conformar a la mayoría de clientes no estamos vendiendo en cartones, estamos vendiendo como máximo cuatro atados” comentó el joven. “La gente quiere llevárselo todo lo que pueda”.

La falta de estos productos desde que comenzó el confinamiento, se debe a que las cigarreras no están trabajando y por ello los locales no tienen abastecimiento, “lo que tenemos es lo que hay hasta que dure la cuarentena” aseguró el comerciante.

Por el escaseo de cigarrillos, muchos comerciantes subieron los precios, sin embargo, el Kiosquero afirmó que desde su local siguen manteniéndolos: “nosotros respetamos el precio sugerido porque  nos siguen cobrando los mismos precios”. “En algunos lugares del centro se cobra hasta 10 pesos más afirmó” el joven.

Las marcas más económicas fueron las primeras en escasear, pero ahora las marcas más “reconocida” y por tanto más caras comenzaron a faltar, sobre esto el joven dijo que de los que están faltando, son las marcas más caras, dentro de la denominación de estos. “Los cigarrillos en la provincia están asignados a dos cigarreras y cada negocio tiene asignada una cigarrera y la que nos abastece a nosotros no tiene y por comentarios de amigos, que les corresponde la otra, tampoco no hay”

Sobre la continuidad de las ventas el kioskero expresó que “nosotros normalmente trabajamos 24 horas y estamos vendiendo un 40% de lo que estábamos acostumbrados debido a la restricción horaria que es de 7 a 22. Entonces desde el vamos ya tenemos menos horas para vender”. Otra de las causa, según acusó el joven, es la poca cantidad de gente en la calle, “fuera de los horarios picos hay menos gente”