San Juan

La peor cara de la pobreza: dejó de tomar remedios para poder criar a sus hijos

Marcelo Domínguez vive en silla de ruedas, en una precaria vivienda de Médano de Oro. El dinero que percibe por su discapacidad, no le alcanza para acceder a las comodidades básicas de él y su familia.
martes, 28 de julio de 2020 · 18:53

Canal 13, llegó hasta la localidad de Médano de Oro en el departamento Rawson, para contar la historia de Marcelo, un hombre en silla de ruedas que tiene 5 hijos a cargo y vive en condiciones de extrema pobreza. La familia, vive en la zona de Punta del Monte, entre Calles 4 y 5.

El hombre, contó que su principal prioridad es la crianza de sus hijos y que espera poder mejorar las condiciones de vida de su familia. “Mi día a día es con mis niños, yo me dedicó a ellos nada más. Tengo 5 hijos, de entre 12 y 17 años”, comentó.

Marcelo y sus hijas

Marcelo Domínguez, contó que se mantiene con una pensión por invalidez y el salario universal que le pagan por sus hijos. Sin embargo, el dinero que percibe, no les alcanza para cubrir sus necesidades básicas y por ello, el papá, decidió dejar de tomar sus remedios, para aportar ese dinero en la crianza de sus hijos.

Según contó, el hombre, tomaba 3 medicamentos. Uno de ellos un antidepresivo, otro para la columna y vitaminas para la columna. “Lo que yo gastaba en remedios lo necesitaba para dárselo a ellos”, dijo.

Pese a la difícil situación que atraviesan, Marcelo, comentó que todos sus hijos están escolarizados y su sueño es que puedan terminar de estudiar.

La precaria estufa en la vivienda de Marcelo Domiguez

En medio de la pandemia, las cosas para esta familia se complicaron. “Con esto es todo más difícil. Me manejo con los comedores que me dan una manito pero uno no llega a fin de mes”, comentó el hombre.

Para una persona en silla de ruedas, son fundamentales ciertas comodidades que Marcelo no tiene. “Mis hijos me dan una mano y están conmigo. Lo que no tengo son las comodidades para estar con mi discapacidad. En mi casa vivo como se puede. Realmente no se puede vivir cómodamente porque uno no tiene un baño como la gente para mi discapacidad. Mi cama también no es la que debería tener porque realmente yo duermo con los 5 niños juntos”, relató. La familia tiene una sola cama en la que duerme Marcelo con 4 de sus hijos, mientras que su hija mayor, duerme sola con su pequeño bebé. 

La cama en la que duerme Marcelo y sus 4 hijos

“Capacidad para todos en la casa no hay, pero uno vive con lo que uno tiene. En los días que hace mucho frio, sufro mucho porque tengo problemas sensitivos. El frío le afecta a mis piernas y cuando hace mucho calor también”, comentó.

Marcelo, contó que la mamá de los chicos los abandonó hace diez años y desde entonces, él se hizo cargo de la crianza por intermedio de un juez.

Además de las necesidades básicas de alimentos y abrigo, la familia, también necesita una vivienda digna para poder vivir con más comodidad. “Me hace falta un comedor para tener otras piezas más. Tenemos una sola pieza para todos, por eso no tenemos más camas ni nada de eso. En la familia son cuatro mujeres y un varón y es difícil darles la privacidad que ellas necesitan tener”, comentó el papá.

Marcelo Domínguez

En este sentido, dijo que para poder arreglar su casa, necesita materiales de construcción. “La mano de obra uno la consigue, los parientes le ayudan y se puede hacer. Pero no hay plata para hacerlo”, sostuvo.

Marcelo, dijo que todos los días se encuentra en su vivienda ubicada en calle Punta del Monte entre 4 y 5. Los interesados en aportar su solidaridad con esta familia, dirigirse por el lugar en Médano de Oro.