DESCONTROL

Exceso e irregularidades: las claves de la clausura de Sol Cirqa por el recital de Q' Lokura

Carlos Munisaga, secretario de Seguridad, reveló que al momento del cierre del lugar habían más de 650 personas sin cumplir con el distanciamiento social.
jueves, 14 de enero de 2021 · 10:34

Tras generar una gran expectativa en los amantes del cuarteto sanjuanino, Q' Lokura llegó a San Juan para dar el primer "Cena Show" en Sol Cirqa. Sin embargo todo se transformó en un recital con más de 650 personas en plena pandemia. A raíz de esto, y por otra larga lista de irregularidades, durante la madrugada de este miércoles el lugar fue clausurado. El secretario de Seguridad reveló cuales fueron las claves para tomar esta decisión.

Carlos Munisaga, secretario de Seguridad, reveló al móvil de Canal 13 que fue lo que motivó la clausura de Sol Cirqa. La autoridad mencionó que este local estaba habilitado, pero para brindar el servicio gastronómico teniendo un show como acompañamiento. Sin embargo, esto no fue lo que sucedió alrededor de la presentación del grupo cuartetero Q' Lokura.

Cuando personal de Leyes Especiales, del Turismo y de Salud Pública llegaron al lugar detectaron un sin número de incumplimientos al protocolo. Principalmente se constató la presencia de más de 650 personas, repartidas en distintas burbujas que no cumplían con el distanciamiento social. En algunos casos no había ni siquiera un metro entre mesa y mesa.

"Alrededor de la 1 de la mañana se constituyó personal de Leyes Especiales con inspectores del Ministerio de Turismo y de Salud Pública. Se constató que había un incumplimiento en el factor de la ocupación que debía ser del 40%. Había un incumplimiento en el distanciamiento, habían casos determinados y comprobados de distanciamiento de menos de un metro", reveló Munisaga.

Para empeorar aún más la situación, las condiciones en las que se encontraban los baños no eran las adecuadas. No estaban preparados para prestar el servicio a más de 650 comensales. No contaban con alcohol en gel, toallas de papel y el jabón suficiente para satisfacer las necesidades de los presentes. Ni siquiera estaban bien higienizados, siendo que esto representa un gran foco de propagación del virus.

A partir de todas estas irregularidades se determinó la clausura del lugar. Acto seguido se dejó el expediente y la posible sanción en manos de la Justicia de Faltas. Debido a esta situación muy probablemente las dos presentaciones que estaban programadas y ya vendidas, no se lleven a cabo.

Posteriormente el secretario de Seguridad contó que esta no es la primera vez que Sol Cirqa incumple con los protocolos. Incluso mencionó que la semana pasada sucedió algo similar. Siguiendo en la misma línea Carlos Munisaga expresó que afortunadamente la desconcentración de cientos de asistentes se desarrolló de manera tranquila, sin complicaciones.

Cabe destacar que el dueño de Sol Cirqa, Gustavo Aróstica, ya estuvo en el centro de la polémica anteriormente. Primeramente se vio envuelto en un conflicto por el derribo de la pared de un local vecino ubicado en Avenida Libertador y calle San Miguel. Luego, a mediados de diciembre del 2020 una banda sanjuanina lo escrachó, asegurando que nunca les pagó lo que habían acordado en un principio.

Los músicos dijeron que habían arreglado hacer el show por 18.000 pesos y que sólo quisieron darles 11.000. Finalmente les entregaron 16.500 y los llenaron de insultos. “Es la segunda vez que los dueños de SOL CIRQA no respetan nuestro trabajo. La verdad que como banda A TODO TRAPO siempre tratamos de dar lo mejor en un show, de invitar a nuestro público que pasen una hermosa noche y que los dueños del bar no lo valoren molesta y más molesta que habiendo acordado un precio por hacer nuestro trabajo y cuando terminamos no nos quieran pagar”, habían denunciado en su momento.