TESTIMONIO

Rompió el silencio la ex directora del Marcial Quiroga: 'esto no tiene vuelta atrás'

Inés Garcés dialogó con Canal 13 tras renunciar al cargo por la aprobación de la Interrupción Voluntaria del Embarazo. 'Por mis conocimientos científicos y personales no puedo cumplir la ley', afirmó.
miércoles, 27 de enero de 2021 · 10:59

La ex directora del hospital Marcial Quiroga, Inés Garcés, habló en Canal 13 tras renunciar al cargo por la aprobación de la ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo. 'El día sábado me convocó la ministra de Salud, Alejandra Venerando, y verbalmente me aceptó la renuncia. La presenté por ser aprobada la ley del aborto', aseguró.

Garcés destacó que por sus conocimientos científicos y personales no puede cumplir la ley y como entraba en vigencia debía dejar su cargo a alguien que pudiera garantizar las prácticas del aborto. 'Hasta el momento no he encontrado bibliografía científica que diga que es ser humano 14 semanas después de la concepción', explicó.

Asimismo, la ex funcionaria expresó que la bibliografía tampoco dice que el embrión es un fenómeno, sino que este término es una palabra para no reconocer que es una vida. 'Si se considera que tiene vida desde la concepción sería el mayor genocidio de la historia. La mujer, la madre, es una vida aparte', se explayó en Canal 13.

La doctora, que estudió en la Universidad Nacional de Cuyo en Mendoza, argumentó que ningún libro de embriología dice que el embrión no tiene vida. 'Es mi convicción personal, no dije que la renuncia era por motivos personales, es personal en cuanto a mi postura. Esto no tiene vuelta atrás porque es lo que debe suceder', remarcó.

Garcés manifestó que nuestro Código Civil indica que es una persona aparte desde el momento de la concepción, pero que más allá del derecho, la ciencia médica indica que desde el momento de la concepción hay vida diferente a la de la madre. 'He recibido muchísimos mensajes de apoyo', sostuvo a pocos días de su renuncia al cargo.

Por último, recalcó que en la ley está contemplada la objeción de conciencia individual pero no la institucional, por lo tanto no puede ser aplicada para un cargo directivo, lo cual la motivó a tomar dicha decisión. 'Tengo cargo hace 30 años en Salud Pública y cuando hablé con la ministra me dijo que volveré a mi cargo', finalizó.