Personaje

La historia del lustrabotas Mario, un trabajador olvidado en el tiempo

El hombre contó a Canal 13 como sigue trabajando en su oficio desde los 9 años, cuando lo aprendió junto a su padre.
jueves, 14 de octubre de 2021 · 10:10

En todas las esquinas del centro sanjuanino hay historias que valen la pena contar por más sencillas que sean. La del lustrador de zapatos Mario Figueroa es una de estas. El hombre trabaja hace más de 40 años en la misma esquina de Mitre y General Acha y muchos de los que pasan avalan esa historia que lo saludan incansablemente. 

Ya jubilado, con las arrugas de la vida misma, Mario Figueroa (53) llega con sus herramientas de trabajo hasta ese lugar. El trabajador contó a Canal 13 que pasó toda una vida entre el cepillo y la pomada desde los 9 años de edad, cuando comenzó junto a su papá.

“Mi viejo me enseñó a lustrar para que la gente se vaya contenta después de que les lustro los zapatos. Yo trato de divertirme con la gente grande”, contó Mario. Al mismo tiempo manifestó que se mantuvo trabajando de este oficio porque la gente grande sigue acostumbrada a hacerse lustrar los zapatos.

“La gente me viene y me busca porque ya me conoce”, aseguró Mario, mientras cuenta algunas de las claves que se deben tener en cuenta a la hora de lustrar los zapatos. “Hay que tener en cuenta el cuero del zapato, porque cuando el cuero es malo, no te brilla ni aunque le pases 10 mil veces pomada”, afirmó.

Mario contó que tiene dos hijos, una joven mujer de 22 años y un varón de 17 años, a los cuales siempre apoya para que finalicen sus estudios. De hecho reveló que la hija mayor quiere ser maestra jardinera y por ello este hombre le intenta dar una mano en lo que necesiten.

Para finalizar contó que seguir lustrando sus zapatos, le hace recordar a viejas anécdotas que vivió junto a su padre. En ese sentido también expresó que intentó trabajar de otros oficios pero siempre prefirió volver a lustrar zapatos porque es un oficio que no se lo olvida nunca más.