TENENCIA RESPONSABLE

Alerta: tras la sanción de la Ley Lara, largan los pitbulls a la calle

La Policía Ecológica detectó que muchos ciudadanos se desprenden de los perros potencialmente peligrosos para 'evitar problemas'.
domingo, 9 de mayo de 2021 · 18:53

En marzo comenzó a aplicarse en San Juan la Ley Nº 2190-L, también conocida como Ley Lara, de Tenencia Responsable de Perros Potencialmente Peligrosos. Desde esa fecha, la Policía Ecológica detectó que hay una actitud de muchos ciudadanos de desprenderse de los animales contemplados. Aseguran que están apareciendo muchos pitbulls 'perdidos'.

El jefe segundo de la Policía Ecológica, Cristian Villafañe, afirmó ante el Diario de Canal 13 que interpretan que esta decisión está más ligada a evitar problemas que a los costos que contempla la ley. Esto, en cuanto a la regulación, registro y protección de los perros, para lo cual los propietarios deben colocarles un chip de identificación.

Cabe recordar que proteccionistas y el conductista canino, Roberto Bastianelli, advirtieron que esta situación se iba a dar. El especialista sostuvo en Canal 13 que los perros potencialmente peligrosos no existen sino que su comportamiento depende de la enseñanza de sus dueños. ‘La ley es una locura total desde el comienzo hasta el final’, sentenció.

Bastianelli, que también es dueño de perros de raza grande, apuntó contra la normativa calificándola como ‘un impuesto al perro’ y señaló que fue un error haber convocado a rescatistas y abogados ‘que no tienen idea lo que es un perro, ni cómo funciona su mundo’. ‘Que un perro sea grande no quiere decir que sea peligroso o agresivo', puntualizó.

‘En vez de meter a los perros en la misma bolsa, sería bueno hacer un registro de los perros con antecedentes’, planteó el conductista canino. Desde la Policía Ecológica informaron que a ese registro lo debe tener en cuenta la Justicia, al igual que la Secretaría de Ambiente. 'Nosotros llevamos un conteo interno', indicó Villafañe.

Referente a la problemática de perros abandonados, Villafañe destacó que el caso más recurrente es pitbulls atacando a otros perros. 'Hay mucho mestizaje, no son puros sino que se mestizan y se ha generado una población importante. Por descuidos como dejar abierto el portón o por un cierre perimetral blando, salen y atacan a otros canes', agregó.

Asimismo, explicó que ocasionalmente atacan a personas pero que eso se da principalmente cuando la persona se pone de por medio entre los perros. 'Es una cuestión de convivencia entre canes', aseguró y añadió que cuando intervienen por el ataque de un perro, por lo general, no aparecen sus propietarios, así que los rescatan y los ponen en adopción.

'El número de denuncias se mantiene. Nosotros procedemos y ponemos el animal a disposición del proteccionismo. En caso de que aparezca el propietario se le entrega el perro con un acta por no tenerlo en custodia. Pero normalmente se contacta a adoptadores por redes sociales que suele ser la gente de fincas quienes los requieren para custodia', expresó.

Asimismo, manifestó que todo este procedimiento es una cuestión voluntaria por parte de proteccionistas, para lo cual la Policía Ecológica colabora de manera informal con el traslado del can adonde les indiquen. 'Lo que nosotros hacemos es intervenciones ante denuncias. Queda en manos de la Justicia de Faltas implementar la ley', remarcó.

Cuando deben actuar, el personal policial asiste con un pequeño equipamiento, como correas de sujeción y demás herramientas básicas para el traslado de este tipo de animales. 'Arribamos al lugar y disuadimos al perro para que tome atención sobre nosotros. Se procede a la captura y se traslada a resguardo a la Policía Ecológica', precisó.

Si no se presenta el propietario, los perros son llevados a hogares de tránsito donde son puestos en adopción, lo cual no parece ser una solución por ahora. 'Se está generando una sobrepoblación, hay muchos animales en hogares de tránsito porque hay poca adopción. Hay una campaña para la esterilización pero son muchos los perros callejeros', recalcó.

Villafañe consideró que no son suficientes las esterilizaciones para controlar la sobrepoblación porque los vecinos por lo general no están educados en esterilizar a las perras que viven en las calle de sus barrios. 'Nadie acerca el animal a un quirófano móvil. Son pocas las personas que se comprometen con esto', se explayó.