CONMOVEDOR

El mejor y más emotivo recuerdo a Antonio Olivares

Canal 13 habló con Sandra, su esposa y mamá de Cristina, víctima de femicidio. Recordó su lucha, el amor que le tenía a ella, sus hijos y sus nietos y habló del cuaderno con instrucciones que le dejó para continuar sin él.
lunes, 16 de enero de 2023 · 23:39

‘Un guerrero para defender a su hija, y para sobrevivir de su enfermedad’, con estas palabras despidió Sandra a su esposo Antonio, quien tras una larga enfermedad el pasado domingo falleció.

El matrimonio en cuestión son Sandra Rojas y Antonio Olivares, los padres de Cristina, víctima de femicidio. Una joven que fue asesinada la joven que fue asesinada de 163 puñaladas en medio de un plan ideado por su esposo, la amante y la cuñada de esta última.

Este lunes, la Asociación Familias Unidas por el Dolor del Femicidio dio a conocer la muerte de Antonio. Por eso, el móvil de Canal 13 llegó hasta la casa del matrimonio y conversó con Sandra, quien contó que en 2019 lo operaron y quedó bien, pero en marzo del 2022 volvió su cáncer, y desde ahí su estado de salud solo empeoró.

Para colmo, durante el año pasado, Palma, femicida de su hija, fue autorizado a salidas transitorias. Por los que los padres de Cristina pusieron el grito en el cielo. Por este caso, Canal 13 habló con ellos y señalaron lo que la jueza de Ejecución Penal, Lidia Rut Reverendo les indicó que ‘se les había escapado’. Esta situación hizo sufrir mucho al padre, que a pesar del avance cada vez más amenazante de su enfermedad, luchó la memoria de su hija.

'El me pidió que hable con la jueza para que el asesino de nuestra hija no salga', aseguró Sandra. ‘Él no está, pero estoy yo, por eso voy a ir a hablar con la jueza, y voy a seguir con la Asociación Familias Unidas por el Dolor del Femicidio. Yo les dije que no tenía nada y ellas vinieron y me llevaron, y gracias a Dios todo me lo hicieron ellas, para que pudiéramos despedir a mi marido’, contó.

Sandra reveló que su marido tenía un férreo deseo por seguir viviendo. En muchas noches se dio la situación en que Antonio le pidió a ella que escribiera que tenía que hacer en caso que él no estuviera más. ‘Él estaba enfermo, pero maquinaba todo el día que iba o no hacer, como se iba a curar, le preguntaba a la doctora. Cuando la doctora le dijo que no había nada para hacer, ahí se le cayó el mundo, pero fue todo un guerrero, hasta su último día que ya le dije que dejara de pelear, que no podía verlo así’, contó emocionada.

Desde el momento en que se enteró que iba a morir, Antonio empezó a dictarle a Sandra que tenía que hacer para seguir con su vida de manera más segura y que no le faltara nada. Por ejemplo, en esas hojas que le hizo escribir a su esposa hay indicaciones para continuar una construcción para que ella y sus nietos se vayan a vivir. 'También órdenes precisas de que cuide a los niños, y la más importante, que no permita que el femicida de su hija salga en libertad'.

‘El jueves me entregó la llave mágica y me dijo desde ahora en más vos sos la que manda en esta casa. Me dijo que no me la sacara más. Es que ahí tengo muchas cosas de valor guardadas, como papeles, ahorros y otras cosas importantes para nosotros’, contó.

Sandra empezó a llorar cuando en la nota mencionó a sus nietos. 'Mi orgullo es que nuestros nietos lucharon hasta el último momento por su abuelo. A él le decían papá. Antonio decía algo y ellos estaban encima, le decían papi no vayas solo al baño yo te llevo, y así lo llevaban hasta peteco al baño, procuraban que no le faltaba su chocolate, el agua'

Antonio eligió la foto con la que quería que lo recordaran para siempre. ‘Él decía que era esa la foto porque era un chico muy lindo’, confesó Sandra dejando escapar una tímida sonrisa.  ‘Estuvimos viendo fotos y le gustó la que tengo acá. Esta imagen es de cuando estuvo la última semana en España con sus hermanos, cuando junto a sus hermanos fueron a un campeonato mundial de motos en Jerez porque sabían que a él le gustaban las motos’, relató mientras señalaba en círculos nerviosos la foto encuadrada.

Sandra contó que su esposo le pidió que lo cremaran y la pusieran al lado de Cristina, para que ella no tuviera tantos gastos. ‘Así a vos te queda plata para los niños, y yo estoy con ella me dijo’, expresó la mujer que contó que todo fue muy hablado y trabajado con amor y cariño para que él se sentía bien. ‘No quiero que lloren, porque saben que yo estoy tranquilo’, les manifestó Antonio a su esposa, sus hijos y sus nietos.

‘A pesar de que ustedes me ven fuerte, de los trece años estoy de novia con él, y es toda una vida’, soltó Sandra sin poder contener las lágrimas. Luego, con un hilo de voz expresó: ‘Se fue el amor de mi vida, primero se fue Cristina y después se fue él. Entonces yo le decía dame la fuerza suficiente para seguir, porque si no me la das vos, no me la da nadie. Cuando se estaba cortando me decía que me amaba y que amaba a sus hijos, y que tratara de que ellos fueran felices y que lo recordaran siempre bien’, cerró.

Otras Noticias