En el hospital Rawson

La dura lucha de Francesca, la nena que quedó grave tras un incendio en el Valle

Tiene 6 años y está luchando por salir adelante. Amanda Castro, su mamá, dijo que ellos la están acompañando en todo momento y que están convencidos que la fuerza de la fe, el trabajo de los médicos y el amor de la familia la ayudarán a pasar este duro momento.
jueves, 26 de octubre de 2023 · 07:00

Tiene 6 años y está luchando por salir adelante. Amanda Castro, su mamá, dijo que ellos la están acompañando en todo momento y que están convencidos que la fuerza de la fe, el trabajo de los médicos y el amor de la familia la ayudarán a pasar este duro momento. Ella es Francesca Cuello, una pequeña que se quemó gran parte de su cuerpo en un incendio en Valle Fértil y que permanece en Terapia Intensiva desde el lunes, 23 de octubre. En una entrevista con Diario 13, la mamá de la nena contó cómo es la lucha que lleva adelante su nena y relató cómo fue el incendio que conmocionó a todo el departamento.

 

Fue definida como una nena muy activa, sonriente y respetuosa. Llena de sueños, amante del baile y la música en general, y siempre dispuesta a ayudar en su casa. Sin embargo, el lunes en la mañana, todas esas cualidades pasaron a un segundo plano. Es que, la vida de Francesca Cuello cambió para siempre. Mientras dormía en su habitación, las llamas empezaron a quemar poco a su casa y ella quedó encerrada en una zona de la vivienda donde nadie podía llegar. “Yo había puesto la cafetera y casi de inmediato se comenzó a prender fuego la cortina de mi habitación. De repente el fuego no nos dejaba pasar a las piezas y mi hija estaba durmiendo. De repente un chico pasó, para mí que me lo puso Dios, y él me ayudó a sacarla por una ventana. El techo de mi casa era de machimbre y ardió”, contó Amanda y dijo que desde ese momento comenzaron a vivir una gran pesadilla.

Francesca tiene quemaduras en sus brazos, las piernas, el tórax y su rostro. “Sus vías respiratorias están muy quemadas y si bien puede respirar por sus propios medios, permanece entubada. Es que es tan grande la inflamación que tienen en sus vías respiratorias que si le sacan el respirador temen que se bloquen y no pueda seguir respirando”, dijo y comentó que el martes fue operada de uno de sus brazos, porque tenía tapados algunos vasos sanguíneos por la hinchazón.

Sosteniendo en alto la esperanza, Amanda comentó que lo positivo es que su hija no tuvo fiebre y que el pico de azúcar que tenía, producto del shock fue controlado. “Nos dijeron que es un procedimiento largo y que no está fuera de peligro. Tiene una leve evolución y ahora le tienen que hacer un fondo de ojos, para saber si su visión está comprometida. Ella nos escucha, por momentos se quiere sacar todo, pero tratamos de contenerla. Sabemos que esto va a ser largo y es un avance día a día. El día de mañana tendrá que pasar por muchas cirugías estéticas, porque su carita está muy quemada, pero hoy nos importa que sobreviva”, concluyó.