BRONCA E IMPOTENCIA

Boda frustrada: más de medio millón le habían entregado al estafador

Andrea y Juan contaron a Canal 13 como Miguel Bravo, el supuesto amigo que los estafó, procedió el sábado de la boda.
jueves, 22 de febrero de 2024 · 23:58

La ilusión de una pareja hecha trizas en solo unos segundos. Esos segundos en los que se enteraron que su amigo los había estafado. A casi una semana de uno de los días más lindos de sus vidas, pero también, y por culpa de Miguel Bravo, de uno de los más feos de su vida, Andrea y Juan brindaron detalles de cómo fue enterarse de la estafa, como procedió el ex compañero de primaria de ella para ganarse la confianza de los dos y como los terminó estafando. Pero principalmente contaron que este sanjuanino se desapareció del mapa con más de medio millón que le habían confiado para que se encargara del servicio de catering y la ornamentación.

Algo que les dio más bronca a estos flamantes cónyuges, fue que en estos días se enteraron que, a otros compañeros de primaria, con quienes recientemente se habían comenzado a juntar gracias a un grupo de WhatsApp, también los había estafado. Claro, que con cantidades de dinero mucho menor. Sin embargo, esto no menguó la indignación de Juan y Andrea al enterarse que Miquel es todo un farsante, mentiroso, estafador.

Juan y Andrea aprovecharon la nota con Canal 13 para agradecer a sus amigos y familiares que salieron a ‘bancarlos’ cuando ellos estaban totalmente desnorteados, pero también a otros actores en esta situación que se portaron ‘increíblemente bien’ con ellos. Por lo que destacaron la actitud del dueño del salón, Sergio Balmaceda, y el profesionalismo DJ Gastón Moya y los fotógrafos Alejandro Barrios Y Leandro López.

Estos recién casados se pusieron en campaña para juntar dinero para devolverles a sus familiares y amigos que salieron a apoyarlos en el olvidable momento.  El objetivo del matrimonio es ‘por lo menos juntar el dinero de las opciones que cada uno de los invitados puso’.

Estafados en su fiesta de casamiento recibieron respuestas confusas del acusado

Una pareja sanjuanina vivió una pesadilla tras caer en una estafa al contratar un servicio de catering para su boda. Andrea y Juan tenían todo listo para su noche especial, con música, salón, luces y hasta invitaciones enviadas. Sin embargo, el pasado 17 de febrero, al salir de la iglesia, se enfrentaron a una situación inesperada. La damnificada charló con Diario 13 y contó los detalles.

Al llegar al lugar de la celebración, encontraron todo preparado, excepto el catering. Ante la falta de respuesta, los propios invitados tomaron la iniciativa de recolectar dinero para comprar empanadas y bebidas, logrando salvar la fiesta.

La indignación fue tan que la novia, es decir Andrea, no dudó en escrachar en redes sociales al presunto estafador quién le trunco parte de su sueño. Según señaló en las plataformas sociales y el diálogo con Diario 13, el hombre le ofreció un servicio de catering y desapareció. Se trata de Miguel Atilio Bravo Breccia. quien habría robado más de medio millón de pesos en bebidas y comida. Luego de la viralización del caso en redes sociales el responsable contestó de manera confusa que devolvería el dinero, pero los denunciantes no le contestaron.

La esposa de Juan reveló a este medio, que conocía a Miguel desde la primaria y que se contactaron a través de un grupo de WhatsApp. El presunto estafador ofreció sus servicios de catering a bajo costo. Tras el incidente, amigos de la pareja intentaron confrontar Bravo en su casa, pero la madre informó que ya se había mudado de la provincia. Del mismo modo, Andrea indicó en este medio que intentaron presentar una denuncia en la Comisaría Central, pero les informaron que no podían proceder sin un contrato firmado. Ahora, la pareja busca asesoramiento legal para tomar acciones contra el estafador.

Según el relato de Andrea, cuando salieron de la iglesia, el DJ les comentó que no había nadie en el salón. Alrededor de las 15 de ese sábado, el estafador buscó la llave del salón en la casa de los cónyuges, unas horas después regresó con la llave, se las entregó y ese fue la última vez, hasta el momento, que le vieron la cara.

Al salir de la Iglesia, tras dar el sí, se enteraron por el llamado del DJ, quien estaba preocupado porque el salón estaba cerrado y él en la mañana había dejado todo preparado. Es decir, que el profesional tenía sus equipos en el interior del lugar y temía que se los hubiesen robado.

Con bronca y dolor, la pareja trató de contactar al presunto estafador, quien no les respondió en el momento. Bloqueados por la situación, los invitados comenzaron a juntar dinero para poder salvar la fiesta, por lo que compraron empanadas y bebidas.

Tras la publicación en las redes sociales, el hombre los increpó por mensajes. En uno de esos mensajes, el estafador amenazó a Andrea que no devolvería el dinero si continuaban denunciándolo, pero luego les señaló que, si les iba a entregar el dinero, pero en dólares. La pareja, que ya había perdido toda la confianza en este sujeto no le contestó.

 

Otras Noticias