SIGUEN PIDIENDO AYUDA

La familia del barrio Las Pampas bajo amenaza: le dieron hasta el sábado para irse

La afectada y titular de la casa atacada a por una patota está desesperada: "Nos van a prender fuego la casa".
viernes, 17 de mayo de 2024 · 10:59

El móvil de Canal 13 se trasladó hasta el barrio Las Pampas en Pocito, para seguir de cerca la alarmante situación que vive una familia, atacada por supuestos conocidos del ladrón que atraparon robando su casa. La situación es desoladora: los miembros de la familia se han quedado sin ventanas y con los accesos totalmente tapiados. Los niños pequeños duermen en un colchón en el comedor, enfrentando el inminente frío ya que tienen rotas las ventanas.

Maira, la esposa del hombre que denunció la situación a Canal 13 hace una semana, destacó la gravedad de su situación como "sin ver la luz del día". "Mi vida es triste, estuvimos 17 años esperando que nos entreguen la vivienda para que siete meses después estemos viviendo así", declaró Maira, señalando que incluso se llevaron las ventanas en el último ataque sufrido por evitar un robo. Agregó que solicitó ayuda de todos, pero no hubo respuestas: "Desde el municipio no me dan respuesta", añadió, indicando que probablemente tengan que mudarse de la vivienda.

Además, la propietaria de la casa expresó su desesperación por la falta de ayuda para brindarles seguridad, como policías o custodios que velen por su bienestar: "Mi marido es insulina dependiente, se puso afuera a cuidar la casa y yo le dije 'ya está' por el frío que hace", expresó con preocupación por la salud de su esposo. La cotidianidad se ha vuelto imposible: "Me voy a comprar y le voy diciendo a mis hijos si están bien, después aviso cuando voy llegando para que me abran la puerta rápido", señaló Maira, evidentemente preocupada.

La situación se agrava por la indiferencia de los vecinos; solo dos se preocupan por ellos, mientras que el resto ignora su situación. La familia también ha visto afectado su trabajo. Tenían un puesto de comida en casa y, desde que la situación se agravó, ya no pudieron vender más. "Mi marido me ayudaba a hacer delivery, ahora ¿cómo hago?", lamentó Maira.

La casa está en condiciones desastrosas, evidentemente arrasada. La señora de la casa comentó que reciben constantes amenazas, con mensajes intimidantes que les piden que se vayan. "Mandaron un mensaje diciendo que me vaya porque a lo que mi marido preguntó qué me iban a hacer, respondieron 'no sabes lo que te van a hacer los vagos', 'no te voy a contar nada, mejor quiero ver lo que te hacen' ", relató con un nudo en la garganta Maira.

Ahora, Maira se enfrenta a la difícil decisión de debatirse entre su hogar o la seguridad de sus hijos: "Nos han dado la oportunidad de que nos quedemos hasta el sábado, sino vienen el domingo y nos van a prender fuego la casa", relató con un nudo en la garganta.

A pesar de la gravedad de la situación, aún no hay intervención policial, ya que el delincuente que intentó robar un lavarropas es menor. "Se enteraron de la denuncia, por eso nos amenazan", subrayó Maira, indicando que no tiene idea si fueron notificados del hecho de denuncia.

Ahora, la familia espera que las autoridades tomen cartas en el asunto antes de que ocurra una tragedia.

Los destrozos de la casa