INCÓGNITA

Una empresa estadounidense genera polémica: escanean el iris del ojo y a cambio pagan en dólares

La empresa llamada Worldcoin ofrece dinero a cambio del escaneo de iris, generando preocupación por el uso de datos biométricos.
martes, 28 de mayo de 2024 · 12:09

Desde hace unos días rondan las informaciones de una empresa estadounidense que generó el debate entre los interesados y los preocupados. La empresa de criptomonedas Worldcoin aterrizó en la provincia, instalándose en un predio cerca del Monumento al Gaucho, por Ruta Nacional 40, que anteriormente funcionaba como boliche en verano. Esta llegada desertó la polémica debido a la propuesta de la compañía: ofrecer $15,000 en efectivo a cambio de escanear el iris de las personas, obteniendo así sus datos biométricos y abriéndoles una cuenta en criptomonedas. En Europa, esta transacción se paga con 300 dólares por persona, sin embargo en Argentina pagan el equivalente a ese monto.

Worldcoin, fundada en 2019 por Sam Altman, Max Novendstern y Alex Blania, y desarrollada por Tools for Humanity con sede en San Francisco y Berlín, se dedica a realizar transacciones con criptomonedas utilizando datos biométricos. La empresa opera en diversas ciudades del mundo, incluyendo Nueva York, Berlín y Madrid, y extendió sus actividades a países en desarrollo como Chile. Sin embargo, la metodología de escanear el iris a cambio de dinero ha generado controversia globalmente. En los últimos años, Worldcoin se ha concentrado en países con situaciones económicas complicadas, lo que ha suscitado preocupaciones sobre la explotación de personas en situación de vulnerabilidad.

En el caso de San Juan, la recolección de datos biométricos por parte de la empresa norteamericana encendió las alarmas. En otras partes del mundo, en al menos 10 países, se prohibió el desarrollo de sus actividades hasta obtener una explicación detallada sobre las prácticas de la empresa y garantías de protección de la privacidad de los datos de los usuarios.

En San Juan, un móvil de Canal 13 intentó dialogar con los encargados del lugar, pero no logró obtener declaraciones y tuvo que retirarse. Según lo que se pudo captar en imágenes de la vereda, cientos de personas hacen fila en el ex boliche de verano, rodeado por seguridad privada y recelosos de la intimidad de cómo se realiza el escaneo.

Ninguna autoridad del lugar quiso brindar declaraciones a este y a otros medios, sin embargo la gente que asistió al lugar confirmaron el pago de sus prestaciones a través de cuentas virtuales. Otro detalle no menor es que el escaneo es veloz, y en el lapso de una hora se realizan decenas de escaneo.