PERIODISMO

Mano a mano con Lehmann, el hombre del periodismo judicial

El exdirector de Telam habló en Canal 13 del panorama del periodismo judicial, y del cierre de la agencia de noticias.
jueves, 6 de junio de 2024 · 13:49

Kevin Lehmann, sociólogo y politólogo, pasó por Canal 13 y reveló un dato alarmante sobre el interés de la población en mantenerse informada. Según sus estudios, solo el 30% de la gente muestra interés en informarse, una cifra que ha caído significativamente en los últimos años. "En 2015, el 75% de los argentinos manifestaba estar más o menos interesados en la información. Hoy, solo el 30% lo está," señaló Lehmann en Banda Ancha. Además destacó una tendencia preocupante no solo en Argentina, sino también a nivel global, con excepción de Portugal y Brasil.

Lehmann, docente universitario y autor de varios libros y artículos especializados en la relación entre comunicación, periodismo y justicia, pone énfasis en la necesidad de que el periodismo se especialice sin perder de vista la accesibilidad y claridad de la información. "El periodismo debe conocer y contextualizar adecuadamente, pero no es necesario que sea experto en todas las materias," argumentó. "

El poder judicial tiene la responsabilidad de construir sus mensajes de manera clara, devolviendo las historias en los mismos términos que les llegan.", dijo. 

La falta de especialización en el periodismo y la creciente tendencia hacia la "todología" —donde los periodistas intentan abarcar todas las áreas de conocimiento— también fueron temas de discusión. Lehmann expresó que la todología es insostenible para las redacciones de los medios del país. "El periodismo es muy demandante de información y hay poco acceso. Los poderes judiciales ofrecen formación, y esta formación debe ser recíproca," indicó.

Al abordar la disminución en el interés por la información, Lehmann destacó que el fenómeno está ligado a un déficit de confianza en las instituciones, incluidos los medios y el poder judicial. "El 62% de las personas sospechan tanto del algoritmo como de la capacidad del periodismo de hacer una curaduría adecuada de la noticia y transmitirla correctamente," dijo. "La sociedad no quiere ser informada porque se siente asustada."

Lehmann también reflexionó sobre el cambio en la percepción social desde la década de los 60, cuando había un mayor optimismo y mejores indicadores sociales. "Hoy, estamos en una sociedad fuertemente pesimista, con miedo ambiental, económico y laboral. La incertidumbre domina," afirmó. "Incluso instituciones valoradas como el Conicet son sospechadas."

El sociólogo subrayó la importancia de construir confianza con la sociedad. "Menos reproches a la sociedad y más esfuerzo en entender cómo construir confianza con esta sociedad a la que pertenecemos," sugirió. Enfatizó que la tarea de pacificar la sociedad recae tanto en el periodismo como en el poder judicial, aunque aclaró que el periodismo no debe convertirse en el vocero del poder judicial.

Finalmente, Lehmann defendió el rol del periodismo profesional en una era donde la mediación está en declive. "Reivindico mucho el periodismo profesional, aunque es riesgoso. En España, el 30% de la población ha pasado por tribunales en su vida, pero el 70% construye su imagen del poder judicial a través de lo que le cuentan," dijo y agregó "El periodismo tiene un rol decreciente, pero crucial, ya que todas las revoluciones han sido precedidas por un medio."

En cuanto al cierre de Télam, la agencia estatal de noticias,  expresó su preocupación y desconcierto ante la situación actual. "Aparentemente, Télam ya no estaría existiendo hasta nuevo aviso," comentó el exdirector, subrayando la incertidumbre en torno a la agencia. "Yo lo identifico como una torpeza, como una enorme torpeza. Asumí en Télam cuando el gobierno de Menem lo cerró. Porque a Télam ya la sacaron tres veces. La Alianza también lo cerró."

El exdirector destacó que durante su gestión, Télam se comparaba favorablemente con otras agencias de noticias. "Como director, confirmaba que comparaban el desempeño con otras agencias que estaban en ese momento, y en todas las categorías, teniendo información de las cuatro agencias, Télam le ganaba en todos los casos. Tiene problemas, seguro, y que se debe mejorar, pero es una buena agencia y la necesitamos," afirmó.

Para el exdirector, la importancia de Télam radica en su capacidad para democratizar la información. "Me interesa más la información que la noticia. Es una agencia estatal que permite democratizar la información, dar la información para todas las cuestiones. Es necesario," explicó. "Cuando estás a cargo, corregís, mejoras, repensás, pero no lo dinamitas."

El sanjuanino expresó su solidaridad con los trabajadores de Télam y calificó la decisión de cerrar la agencia como un error estratégico para el país. "Me solidarizo con todos los trabajadores y, segundo, me parece que es un enorme error estratégico para la Argentina," concluyó.