¿Cómo cambiarán nuestras vidas los vehículos autónomos?

Un estudio del BID arroja que, en los próximos 25 años, el 75% del parque automotor de las grandes ciudades tendrá modalidad autónoma
viernes, 5 de enero de 2018 · 13:37

Imaginemos un vehículo sin conductor, pero que sea más seguro, inteligente y eficaz que un conductor. Así podría ser el futuro, con el transporte por tierra, aire y mar dominado por máquinas autónomas, a las que confiaremos nuestras rutas, los servicios de movilidad urbana y la entrega de productos. Ahora bien: ¿cuáles son los beneficios y retos que nos plantean los vehículos inteligentes?

Según el informe Robot-lución, del Intal-BID, en los próximos 25 años el 75% del parque automotor de las grandes ciudades tendrá modalidad autónoma. Y más cerca en el tiempo, se estima que para 2020 habrá 600.000 vehículos sin conductor en el mundo. La cifra crecerá a 21 millones en 2035.

Los autos autónomos podrían mejorar el tráfico urbano, la seguridad vial, la contaminación ambiental, la logística y la planificación del transporte público. Pero la nueva movilidad no se limita a los autos. Más del 90% del comercio mundial se realiza a través del transporte marítimo. Y gracias a los avances en inteligencia artificial, sensores y comunicaciones, la navegación autónoma, sin capitán ni tripulación, también está muy cerca. Por ejemplo, ya se construyó una flota para monitorear el medio ambiente y dos prototipos de barcos inteligentes. Uno de ellos lo desarrolló en 2016 el Pentágono, en Estados Unidos, y se trata de una nave de 40 metros de largo que puede recorrer 18.520 kilómetros por si sola en busca de submarinos y minas subterráneas.

Las máquinas áreas, como drones y aviones, también evolucionan hacia la autonomía. Los drones de Amazon, para la distribución de pequeñas cargas, ya están operativos en algunas ciudades. Y las empresas aeronáuticas de todo el mundo invierten para mejorar sus pilotos automáticos para incorporarlos en sus vuelos comerciales.

"El transporte inteligente tiene desafíos. Algunas estimaciones muestran que hasta el 13% de las ocupaciones podrían ser vulnerables a la automatización -expresó Alejandro Ramos Martínez, economista Senior del Intal-BID-. En realidad, hay que crear nuevas ocupaciones, como analistas de datos, diseñadores de autopistas que incorporen esta tecnología o fabricantes de nuevos materiales. Con una política pública bien diseñada a futuro, América Latina puede superar estos problemas."

 

 

 

Fuente: La Nacion

Valorar noticia

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios

Otras Noticias