VIRAL

¿Por qué algunos políticos de Corea del Sur se están afeitando la cabeza?

Hwang Kyo-ahn pidió la renuncia del ministro de Justicia con un rapado al cero.
jueves, 19 de septiembre de 2019 · 15:59

El líder de la oposición de Corea del Sur se ha convertido en el último político en afeitarse públicamente la cabeza para protestar contra el gobierno.

Hwang Kyo-ahn se rapó al cero frente a sus simpatizantes y periodistas a las puertas del palacio presidencial, la Casa Azul, el lunes por la noche.

La protesta tiene que ver con el nuevo ministro de justicia, Cho Kuk, cuya familia está envuelta en acusaciones de corrupción.

La semana pasada, dos parlamentarias se afeitaron la cabeza por la misma controversia.

Los tres pertenecen al extremo conservador del espectro político y se oponen al gobierno actual del presidente Moon Jae-in.

Quieren que Cho renuncie o sea despedido.

Moon y Cho Kuk

El presidente surcoreano Moon Jae-in (dcha) aprobó el nombramiento de Cho Kuk (izda) como ministro de Justicia el 9 de septiembre.

¿De qué tratan las protestas?

Cho Kuk, un exprofesor universitario de Derecho y asistente de Moon, asumió el cargo la semana pasada como ministro de Justicia.

Pero sus críticos están enojados porque fue nominado para el puesto por Moon pese a las continuas acusaciones hacia su familia de fraude académico y delitos financieros.

Su mujer, quien también es catedrática, fue acusada de falsificar material para ayudar a su hija a entrar en la universidad y obtener becas, algo que ha enfurecido a otros estudiantes universitarios.

Hwang Kyo-ahn afitándose la cabeza

Hwang Kyo-ahn se afeitó la cabeza frente al palacio presidencial.

Los fiscales también están investigando una serie de movimientos a un fondo de inversión supuestamente vinculado a otro familiar.

En las últimas semanas, los fiscales han llevado a cabo varias redadas relacionadas con la familia de la esposa de Cho.

En su audiencia de confirmación el viernes, el señor Cho expresó sus "más profundas disculpas hacia la generación más joven" por los supuestos beneficios que recibió su hija, pero dijo que quiere continuar con las reformas en el sistema financiero.

Moon declaró que no se han confirmado las acciones aparentemente ilegales de Cho, y dijo que sería un mal precedente no nombrar a alguien para el puesto únicamente en base a acusaciones.

No obstante, el caso ha causado debate público sobre la clase privilegiada en Corea del Sur, que ha sido sacudida por escándalos de corrupción en los últimos años.

El gobierno anterior fue derrocado por acusaciones de corrupción y la expresidenta Park Geun-hye está actualmente en prisión por soborno y abuso de poder.

Hwang trabajó como primer ministro con la entonces presidenta Park. Algunos analistas sugieren que su protesta pública tuvo en parte la motivación de quebrantar el actual gobierno de Moon Jae-in.

¿Por qué afeitarse la cabeza?

En Corea del Sur existe una prolongada tradición de afeitarse la cabeza como forma de protesta.

El acto tiene ha sido visto históricamente como una forma de demostrar compromiso con una causa en varias partes de Asia.

Confucio

Para el pensador chino Confucio, conservar el cabello era una forma de respetar a los padres.

"El cuerpo, el pelo y la piel son lo que heredamos de nuestros padres; no te atrevas a dañarlos", dijo Confucio, el famoso pensador chino que inspiró el confucionismo, una de las religiones mayoritarias en Corea del Sur, junto con el budismo.

Una de las ideas principales del pensamiento de Confucio es la piedad filial.

Se refiere al respeto y amor que deben ejercer los hijos e hijas hacia sus padres, y la bondad y la disposición hacia los mayores de la familia, lo que incluye no hacerlos caer en vergüenza. Es una de las representaciones de la moral.

Como resultado de esta ideología, tanto hombres como mujeres solían dejarse el pelo largo.

Durante el periodo de la Dinastía Qing (1644-1912), la última dinastía imperial de China, se impuso a la población masculina llevar la coleta china, que consistía en el crecimiento del cabello tan solo desde la parte posterior de la cabeza, recogido en una trenza que solía llegar hasta las piernas. El resto quedaba afeitado.

"Mantén tu pelo y pierde tu cabeza, o mantén tu cabeza y pierde tu pelo", era el lema de aquella imposición de los manchúes.

Después sería una deshonra que a uno le cortaran la coleta.

En el Imperio japonés, que ocupó Corea del Sur durante más de 30 años (1910-1945), peinados oficinales como el chonmage (peinado del samurái) también consistían en el afeitado del centro de la cabeza, aunque el resto del pelo se engrasaba y se recogía hacia arriba en una especie de coleta.

Pero en la Corea del Sur más reciente, durante las décadas de 1960 y 1970, cuando el país estaba regido por una dictadura militar, los disidentes a menudo se afeitaban la cabeza como signo de resistencia.

Durante las últimas décadas, activistas y políticos han utilizado esta forma de protesta en el país.

Mujeres afeitándose la cabeza

Estas mujeres se afeitaron las cabezas para protestar contra la pornografía con cámaras web ocultas.

En 2018, varias mujeres se afeitaron la cabeza en una marcha contra el aumento de cámaras de vigilancia en lugares como baños y vestuarios en los que las grababan secretamente para hacer videos pornográficos.

Dos años antes, más de 900 surcoreanos se habían rapado las cabezas en un evento para protestar por un sistema antimisiles estadounidense.

Y antes, en 2007, cientos de residentes de la ciudad de Icheon hicieron lo mismo por una controversia en torno a la construcción de una nueva planta industrial.

En su protesta pública, Hwang se refirió a Cho como un "delincuente" y le urgió a renunciar al puesto.

Su acto atrajo una gran atención en las redes sociales. Llegó a colarse entre los 10 primeros puestos de la lista de tendencias en Naver, el motor de búsquedas más usado en Corea del Sur.

Dijo a la multitud que le observaba: "Estoy aquí para mostrar mi determinación afeitándome la cabeza. No me echaré atrás".

 

 

Fuente: BBC NEWS