Vuelta a San Juan

El colombiano Winner Anacona, el gran ganador de la Vuelta

La última etapa se corrió íntegramente en la avenida de Circunvalación. EL ganador de la última etapa fue Sam Bennett.
domingo, 03 de febrero de 2019 · 19:20

El Irlandés Sam Bennett (BORA - hansgrohe) se impuso en el cierre de la ronda sanjuanina, tras completar 9 giros en el anillo interno de la Avenida de Circunvalación en la tarde del domingo, ante un imponente marco de público. La General, quedó en manos del boyacense Winner Anacona (Movistar Team), que se vistió de Líder en el quinto capítulo. 

Solo un terremoto podía desbancar al Líder de la General Individual, que ya traía asegurado su posición tras la escalada en El Colorado. Una vez más, la Etapa Reina hizo la selección fina de los candidatos al podio de la Vuelta más importante de América, elegida por los elencos World Tour, que dan comienzo a su temporada. La séptima etapa, que tuvo las alternativas lógicas de los cierres de las grandes vueltas, donde el Paseo del Campeón  en la Autopista 14 fue ganado por Sam Bennett (BORA - hansgrohe), que ganó la pulseada del sprint final al colombiano Álvaro Hodeg (Deceuninck - Quick Step), tras completar los 141,3 kilómetros en 2h 54m 26s, mientras que el elenco del Movistar festejó la conquista de Winner Anacona y la General por Equipos con el imponente marco de público que se quedó hasta el final. 

Este año, con nuevas caras sumadas a las que ya participaron en la competencia, le dieron la jerarquía que se viene buscando desde que la ronda sanjuanina tiene la intervención del gobierno de la provincia de San Juan. La segunda participación del Movistar Team, que conocieron suelo sanjuanino en el 2018, cuando asomaron con la 7ma posición de Dayer Quintana, que en ese momento vestía con el celeste español. En la edición 37ª de la Vuelta Internacional, el elenco telefónico, apostó al escarabajo que viene concretando las mejores rondas europeas. Con Nairo Quintana al frente, se esperaba el despliegue del capitán en la Etapa Reina. El final del ascenso de 2500 metros en El Colorado, era el gran objetivo para el mayor de los Quintana, pero como se venían dando las cosas a esa altura, tuvieron que emitir el Plan "B", con Winner Anacona a la cabeza, para vestirse de gloria en su inicio de temporada. 

Por su parte, las fichas del Deceuninck – Quick Step para el quinto parcial, estaban depositadas en Julian Alaphilippe. El francés no desentonó en los primeros capítulos, porque se impuso de forma descomunal en la segunda etapa en lo alto del Dique Punta Negra y en la CRI individual, cuando pulverizó los relojes y estiró la brecha con Fernando Gaviria (UAE Team Emirates), que se convirtió en el clásico ganador de la primera jornada en la ronda sanjuanina y el dueño de la mayor cantidad de etapas. 

Nairo Quintana (Movistar Team), que viajaba a 48 segundos del galo antes de la Quinta Etapa esperó por el ataque del Deceuninck - Quick Step, porque la marca estaba ahí, dada por el elenco belga que no le quitaban los ojos al líder del Movistar. Por eso, cuando la cabeza manda más que las piernas, armaron el contra ataque con Winner Anacona (Movistar), que estaba aún más cerca de Alaphilippe, porque solo lo separaban 26 segundos. Arrasando con la mejor cadencia en los últimos 12 kilómetros, alcanzó la punta que era comandada por el paisano Cristhian Montoya (Team Medellín), y se llevó a su rueda a otro compatriota, César Paredes (Team Medellín). Un dos contra uno, en un trío colombiano, en la que el del Movistar controló el ritmo y los probó en la reacción antes de la estocada final. El retraso del francés, y de otro candidato, como el defensor del título, Oscar Sevilla (Team Medellín), le permitieron trazar la mejor definición para quedarse con la Clasificación General.

Fue allí cuando empezó a escribirse el capítulo de la consagración final de la Vuelta a San Juan en el 2019. Lo que siguió después, fue una demostración de humildad de la figura de Nairo Quintana, que fue uno más protegiendo a quien en su momento fue el mejor gregario. La sexta jornada, que la lluvia de la tarde del sábado le agregó el dramatismo, Winner Anacona, la superó con comodidad, llegando en el grupo de su inmediato perseguidor, Julian Alaphilippe, que se separaba por 35s y 57s de Oscar Sevilla, el más interesado en hacer doblete en la ronda local. El control, sobre los rivales más cercanos, fue más que bien llevado por los telefónicos, para no dejar nada librado al azar. 

En la última jornada, el viento soplaba a favor de Anacona, con la Autopista 14 enmarcada por más de 220 mil almas, que acompañaron el paso del pelotón como lo hicieron en las siete etapas. Mientras que Daniel Zamora (Agrupación Virgen de Fátima) levantó la popular a su paso, consagrándose en tres podios, Metas de Montaña, Mejor Sanjuanino y Mejor Argentino clasificado, mostrando que el nivel del pedal en la provincia se pone a tono de las circunstancias. O el esfuerzo del Campeón del Mundo Remco Evenopoel (Deceuninck - Quick Step), el belga de los flamantes 19 años que estrenó su título en las ligas mayores en la Vuelta a San Juan y se vistió de Líder de la Sub 23 desde la primera etapa, entre otro que se destacó, como el oriundo de Cutralcó, Maximiliano Navarrte (Selección Argentina) fue el el que más sumó en la Meta Sprint

Será por eso, que a Winner Anacona se lo vio levantando los brazos, justo en los últimos metros, mientras Sam Bennett definió ante el colombiano Álvaro Hodeg para quedarse con la última bandera a cuadros, en una Avenida de Circunvalación, desbordada de público que aplaudió a un ganador amado por todos. Ganó un colombiano, que se quitó la piel de gregario, para ponerse la capa de campeón y seguramente,  irá contando más allá de la frontera cómo se vive la pasión del ciclismo en esta parte del mundo.