casa de Gobierno

San Juan y Jujuy acordaron cooperar en la producción de cannabis medicinal

Uñac expresó que “este proyecto significa una nueva oportunidad de negocios y aporte científico para la salud de los sanjuaninos". Buscan avanzar en forma conjunta en el cultivo de cannabis.
lunes, 30 de septiembre de 2019 · 18:30

El gobernador Sergio Uñac firmó con su par jujeño, Gerardo Morales, un acuerdo para avanzar en forma conjunta en el cultivo de cannabis con fines medicinales y terapeúticos.

El gobernador de San Juan, Sergio Uñac, conjuntamente con el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, llevaron adelante este lunes en Casa de Gobierno la firma de un convenio para el cultivo de cannabis, la producción de sus derivados con fines científicos y medicinales.

En el acto estuvieron presentes, además de los primeros mandatarios provinciales, el vicegobernador Marcelo Lima; los ministros de Salud, Alejandra Venerando; de Producción y Desarrollo Económico, Andrés Díaz Cano; de Hacienda y Finanzas, Roberto Gattoni; y de Gobierno, Emilio Baistrocchi; y el presidente de la empresa estatal jujeña Cannava, Gastón Morales; entre otras autoridades.

La Ley Nacional N° 27.350 tiene por objeto establecer un marco regulatorio para la investigación médica y científica del uso medicinal, terapéutico y/o paliativo del dolor, de la planta de cannabis y sus derivados, garantizando y promoviendo el cuidado integral de la salud.

La Provincia de Jujuy adhirió al régimen establecido por esta ley y de acuerdo a ello creó el “Programa provincial de promoción del cultivo y producción de cannabis con fines científicos, medicinales y/o terapéuticos".

En ese marco, los gobernadores de ambas provincias firmaron un convenio para desarrollar el cultivo de cannabis y la producción de sus derivados con fines científicos y medicinales.

Para referirse a la ocasión se escuchó en primer término la palabra de Venerando, quien señaló: “Es importante la firma de este convenio ya que Jujuy está trabajando muy avanzadamente en el tema del cannabis de uso científico, medicinal y terapéutico. Esto abre las puertas para trabajar políticas públicas y mejorar la calidad de vida de nuestros pacientes. Son situaciones donde el Estado debe estar siempre presente, es por eso que trabajamos mancomunadamente con los ministerios de Hacienda, Gobierno y Producción para obtener de esta hierba lo necesario en cuanto a producción, industrialización y comercialización. Es muy importante para nuestra provincia, pero por sobre todo, es fundamental que tengan accesibilidad todos los pacientes que lo necesiten y esto es un parámetro para el gobernador, para que todos tengan las mismas oportunidades de lograr la calidad de vida que merecen, especialmente los pacientes que tanto padecen la epilepsia refractaria. Estamos agradecidos por esta posibilidad”.

A continuación, Gastón Morales dijo: “Hoy estamos a cargo del proyecto de producción de derivados de cannabis en Jujuy en una iniciativa común, con una fuerte participación estatal a lo largo de toda la cadena productiva. Este proyecto tiene como misión mejorarle la calidad de vida a los pacientes desde el Estado, garantizando el control de todo el proceso productivo, desde lo industrial hasta lograr los derivados médicos aptos para uso humano y que luego serán volcados al sistema público de salud para el tratamiento de distintas patologías. Hasta ahora, el Gobierno nacional estableció que se trate solo la epilepsia refractaria, pero hay otras patologías que también podrían ser tratadas con derivados del cannabis y que repercuten sensiblemente en la calidad de las personas, de las familias. Son experiencias de gente de carne y hueso, solo los que padecen estas enfermedades saben lo que es encontrar un sustituto a 15 o 20 pastillas diarias y mejorar la vida para todos. Creemos que esta forma de dos modelos con fuerte participación estatal, que pretenden mejorar la calidad de vida y a la vez crear cientos de puestos de trabajo, nos encontró proponiendo objetivos comunes, la optimización de un proceso y mejoras de gestión pública en general”.

Por su parte, el gobernador Gerardo Morales, sostuvo: "Este convenio va a permitir que podamos desarrollar juntos estas políticas. Este es el camino; ustedes han creado, al igual que nosotros, una empresa estatal que va a conducir la política pública con respecto al cannabis con uso medicinal. No todas las provincias están teniendo el coraje de hacerlo. Es un gusto que podamos trabajar en esto, que es el primer capítulo que tiene que ver con la salud de las personas pero también desde el punto de vista productivo. Como decía Sergio, es claramente una alternativa de diversificación productiva. Además de resolver problemas de salud, esta va a ser una oportunidad de resolver problemas productivos y de trabajo para nuestra gente". 

Finalmente, Uñac expresó que “este proyecto significa una nueva oportunidad de negocios y aporte científico para la salud de los sanjuaninos, de los jujeños, de los argentinos y de los habitantes de distintos países del mundo que verán en esto una oportunidad. Lo que ustedes generaron (por los jujeños) y que nosotros pretendemos es activar la normativa jurídica que determina que el cannabis pueda ser utilizado medicinalmente. Además de esto, creemos que puede ser un desafío para los productores de San Juan. El Estado tiene una profunda participación en la custodia, desarrollo de la producción, industrialización y comercialización. En San Juan los empresarios han sido muy dúctiles, pasando de la producción a la industrialización y creo que esta es una oportunidad para generar nuevos puestos de trabajo. Queremos avanzar y aportar a este proceso, con el desafío de ser muy eficientes desde lo científico, lo laboral y lo medicinal”, concluyó.

Detalles del proyecto

En el caso de Jujuy, el programa tiene como fin la implementación en el territorio provincial de un plan para la investigación, cultivo, producción, industrialización y comercialización de cannabis con fines científicos, medicinales y/o terapéuticos, en línea con los estándares legales vigentes en la materia. En este marco, la Provincia de Jujuy creó “Cannabis Avatara Sociedad del Estado” (Cannava SE), con el objeto de llevar adelante el cultivo, la producción, industrialización y comercialización de cannabis y sus derivados con fines científicos, medicinales y terapéuticos, encontrándose facultada legalmente a realizar asimismo todas las actividades conexas a dicho objeto social.

Por su parte la Provincia de San Juan reglamentó la Ley Nº 1926-Q, previendo la creación del “Plan Provincial” que permita dar un marco legal local a la normativa a la cual adhirieron.

Es por ello que el Ministerio de Salud Pública de la Provincia de San Juan aprobó “el Plan Provincial de Promoción de la Investigación y Producción de Cannabis con fines científicos, medicinales y/o terapéuticos”, el cual incluye toda la cadena de valor, desde el cultivo, producción, industrialización y comercialización de los productos en base a los principios activos de la planta de cannabis.

Consecuentemente, por intermedio de la Ley N° 1951-A, la Provincia de San Juan creó “Cannabis Medicinal San Juan Sociedad del Estado (“CaMe San Juan SE”), con el fin implementar todos los objetivos ya previstos en la normativa vigente. Con ella se ponen en acción todas las medidas que se contemplan respecto de lo vinculado al cultivo y producción, como así también lo concerniente en materia industrial y comercial del cannabis con destino médico, científico y terapéutico.

A los fines de colaborar, en forma conjunta y articulada, en el cumplimiento de los objetivos dispuestos por la Ley Nacional N° 27.350 y la implementación de las políticas públicas locales diseñadas por ambas provincias, las partes suscribieron el Convenio de Cooperación Técnica y Científica, que establece que "ambas partes cooperarán técnicamente en los aspectos vinculados al cultivo de la planta de cannabis y la producción de sus derivados medicinales, como actividad relacionada a la implementación de los programas provinciales que cada una de ellas esté ejecutando y/o implemente en el futuro".

Proyectos de ley

Las partes elaborarán documentos técnicos y legales que sirvan de base para el desarrollo de políticas públicas federales vinculadas al aprovechamiento médico y/o científico de la planta de Cannabis y sus derivados. En ese sentido, podrán proponer en forma conjunta, mediante las vías constitucionalmente establecidas a tales efectos, proyectos de ley nacionales que aborden la temática que es objeto del presente convenio.

Además ambas provincias podrán proponer ante la autoridad de aplicación de la Ley Nacional N° 27.350, iniciativas que colaboren al mejor cumplimiento de los objetivos vinculados al aprovechamiento médico y/o científico de la planta de cannabis y sus derivados, con el objetivo de promover el desarrollo científico y económico nacional y propender al nacimiento de una industria nacional robusta que se posicione con proyección global.

Otro aporte al que se comprometen ambos gobiernos es proponer ante los organismos nacionales con competencia en la materia, alternativas de desarrollo científico y económico vinculadas a los usos industriales de la planta de cannabis y sus subproductos (textiles, construcción, alimentación, entre otros).

A los efectos del logro de los fines propuestos, se crea un Comité Coordinador integrado por un representante de cada provincia, el que deberá constituirse dentro de los treinta (60) días de la firma del presente convenio.
Cada provincia aportará los recursos económicos y físicos, necesarios para el logro de los objetivos a través del Comité Coordinador, se definirá y aprobará el proyecto de trabajo, el cronograma anual de actividades, el presupuesto anual estimado y el personal participante para cada año de convenio.

Las partes aportarán el personal profesional, especificando la responsabilidad y tiempo afectado por cada uno de ellos para el cumplimiento de las actividades inherentes al presente Convenio.

Ingresos económicos

En cuanto a los ingresos económicos serán propiedad exclusiva de cada gobierno. En lo que se refiere a la propiedad intelectual, las partes acordarán oportunamente la participación porcentual de cada una de ellas en dicha solicitud, de acuerdo con el aporte realizado por cada una, para el logro de dichos resultados.

En caso de que como resultado de las acciones conjuntas llevadas a cabo entre ambas partes puedan obtenerse resultados científicos y/o de investigación, susceptibles de explotación comercial, éstas acordarán mediante un convenio de transferencia de tecnología, los términos y condiciones para dicha comercialización y/o licencia.

También se deja acordado que ambas provincias pueden sumar a otras, como también gobierno extranjeros que deseen sumarse al programa.

El presente convenio tendrá una duración de 10 años a partir de la firma del mismo, pudiendo ser prorrogado por un término igual mediante acuerdo de las partes y previa evaluación de los resultados obtenidos.