FLAGRANCIA

En juicio hermético, le dieron prisión condicional al boxeador violento

Este jueves se dio a conocer que se condenó en juicio abreviado al boxeador "Bebe" Sardinez, por el episodio que protagonizó con su pareja el 29 de diciembre. La resolución se habría tomado el lunes pasado.
jueves, 09 de enero de 2020 · 09:42

El domingo 29 de diciembre, el conocido boxeador Carlos "Bebe" Sardinez terminó detenido por la Policía, luego de protagonizar un violento episodio en la vía pública, donde atacó físicamente a su pareja. El lunes 30 fue trasladado a los Juzgados de Flagrancia. Se abstuvo de declarar y se fijó para este jueves 9 de enero la realización del juicio. Sin embargo, ese proceso se llevó a cabo de manera hermética, sin posibilidad de cobertura para la prensa e indirectamente, permitiéndole al acusado zafar de más exposición pública.

Este jueves a las 9.08 de la mañana, el Ministerio Público Fiscal notificó por la vía que siempre lo hace, que Sardinez fue condenado en juicio abreviado a 3 años de prisión de cumplimiento condicional, prohibición de acercamiento, exclusión del hogar y tratamiento psicológico, por los delitos de tenencia ilegítima de arma de fuego de uso civil y lesiones leves agravadas.

Lo curioso es que este fallo sería del pasado lunes 6 de enero, cuando se habría tomado la resolución sin que trascendiera a pesar de los insistentes pedidos de información del móvil de Canal 13 en los Juzgados de Flagrancia, que se extendieron durante toda la semana consultando a fuentes directas de esa dependencia del Poder Judicial.

El resto del comunicado del Ministerio Público Fiscal reproduce los hechos por los que Sardinez fue condenado. Todo se remite al domingo 29 de diciembre alrededor de las 7.45 de la mañana, cuando el boxeador y su pareja discutían en la puerta de su domicilio en calles Tacuarí y Juramento, en Rawson.

Según el relato oficial, el pugilista comenzó a ponerse más agresivo y la víctima pidió ayuda a una tía, que es su vecina colindante. La señora dio refugio a su sobrina en el interior de la vivienda, pero en un descuido Sardinez ingresó también al inmueble e insultó, tomó de los cabellos y le propinó bofetadas a la víctima.

Después cargó el Renault 9 de la damnificada con gran cantidad de bebidas alcohólicas, que obtuvo del almacén de ella, y se dio a la fuga. Pero antes les exhibió a las mujeres un revolver calibre 32 largo.

Minutos más tarde se hizo presente personal policial del Comando Radioeléctrico Sur, que había sido enviado por el CISEM. Con las indicaciones de la víctima, los uniformados pudieron localizar al sujeto. No pudo justificar la tenencia del arma de fuego, por lo que fue aprehendido y secuestrado el revolver, el vehículo y dos municiones calibre 22.