VIRAL

Pacientes con cáncer muestran sus cicatrices en una valiente sesión de fotos

Los participantes del proyecto buscan dar una mirada honesta y sin filtros de la enfermedad, abrazar su nuevo cuerpo y transmitir el mensaje de que el cáncer no determinará sus vidas.
martes, 15 de octubre de 2019 · 13:36

Dieciséis hombres y mujeres a los que diagnosticaron cáncer han participado en una 'rebelde' sesión fotográfica, en la que muestran sus cicatrices al mundo en un esfuerzo por dar una mirada honesta de la enfermedad, sin filtros, abrazar su nuevo cuerpo y transmitir el mensaje de que el cáncer no determinará sus vidas.

Stella Bradley, que padece cáncer de mama; Cory Clayton, diagnosticado con el sarcoma de Ewing, y Alice-May Purkiss, con cáncer de seno triple negativo. 

Las fotos en blanco y negro del proyecto 'Defiance' ('Desafío') forman parte de Stand Up To Cancer, una campaña de recaudación de fondos de la organización Cancer Research UK y Channel 4, que busca acelerar el progreso en la investigación de la enfermedad y que ha logrado reunir hasta la fecha 62 millones de libras (más de 78 millones de dólares).

Samantha Evans, de 42 años, fue diagnosticada en 2015 con cáncer de mama triple negativo. 

Las imágenes son obra de la fotógrafa Ami Barwell, que explica que, para ella, 'Defiance' es "un acto de rebelión". "El cáncer no es bonito, puede ser oscuro, doloroso y destructivo. Pero no estamos jugando con las reglas del cáncer", asegura Barwell. Según ella, las personas que aparecen en las fotos "son fuertes, hermosas y, sobre todo, desafiantes".

Juliet Fitzpatrick, de 57 años, fue diagnosticada con cáncer de mama en su seno izquierdo en 2016.

Deborah James, una londinense de 38 años, tiene cáncer intestinal en fase 4. "Para mí, se trata de no ser definida por mi cáncer: quiero ser vista como la mujer que era antes y sí, a veces todavía quiero verme sexy", relata la mujer, que explica que, aunque en ocasiones sus cicatrices han afectado a su confianza, ha aprendido a apreciar su cuerpo "por lo que es: fuerte y resistente".

Deborah James, que tiene cáncer intestinal en etapa 4; Donna Anken, diagnosticada con cáncer de mama, y Alison Meaton, que padece cáncer de mama.

Angela Crossland, de 46 años, fue diagnosticada con cáncer de mama en 2018. 

En 2010 —justo antes de cumplir los 18— a Tasha Jilka le diagnosticaron neuroblastoma, que le ha afectado la cara y la nariz. Ahora usa su rostro "como símbolo de fuerza", mostrando así "todo" por lo que ha pasado.

Tasha Jilka, de 27 años, fue diagnosticada en 2010 con neuroblastoma que le ha afectado la cara y la nariz. 

En el caso de Mark Douglas, que vive con cáncer de tiroides, la enfermedad ha alterado su voz, "que es casi como una cicatriz invisible", a lo que se une el "enorme" impacto psicológico en él y en su familia. "Esta enfermedad se presenta en todas las formas y tamaños y quiero mostrarles a los demás que todos podemos ser desafiantes a nuestra manera", confiesa el hombre.

Nicki Hastie, de 50 años, fue diagnosticada con cáncer de mama en marzo de 2018. 

El mensaje de Nicki Hastie, diagnosticada con cáncer de seno, es que existen "muchas maneras diferentes de ser mujer" y de ser humano, así como de "habitar un cuerpo". "Me siento orgullosa de mis cicatrices", proclama.

Steve McAllister, de 67 años, fue diagnosticado con cáncer de mama en 2010. 

"La fuerza y el desafío que han demostrado estos hombres y mujeres es increíble y, realmente, resume lo que significa Stand Up To Cancer", sostiene Simon Harrison, jefe del programa, que espera que, al ver estas imágenes, la sociedad "se inspire para involucrarse de cualquier forma que pueda" y ayudar a vencer el cáncer.

Thomasina McGuigan, de 45 años, fue diagnosticada a los 20 años con cáncer de mama invasivo en etapa 3. 

 

 

Fuente: Actualidad RT