Investigación

Estudio científico revela que Ómicron no afecta gravemente a los pulmones

El estudio en roedores demostró que la afección en el sistema respiratorio con la nueva cepa es diez veces menor que con otras variantes.
miércoles, 5 de enero de 2022 · 19:20

La variante Ómicron llegó para replantear nuevamente lo que hasta ahora sabíamos sobre el coronavirus. Con una gran cantidad de diferencias respecto de Delta, presentando un salto inmunitario con alta resistencia a los anticuerpos naturales o adquiridos mediante la vacuna y una alta tasa de contagios.

Si bien estas nuevas características plantean un nuevo escenario de incertidumbres para los sanitaristas, de momento se sabe que esta nueva mutación no produce cuadros graves de internación por lo que resultaría ser menos letal. Un estudio reciente podría explicar por qué.

Se trata de una investigación de laboratorio que reveló que Ómicron no infecta las células profundas del pulmón con tanta facilidad como las de las vías respiratorias superiores.

El estudio se llevó a cabo por el virólogo Michael Diamond, en  la Universidad de Washington, en el que infectaron a hámster y ratones con Ómicron y otras variantes para rastrear la progresión de la enfermedad. Las diferencias fueron asombrosas: después de unos días, la concentración de virus en los pulmones de los animales infectados con Ómicron fue al menos diez veces menor que la de los roedores infectados con otras variantes. Otros equipos también han notado que, en comparación con variantes anteriores, Ómicron se encuentra en niveles reducidos en el tejido pulmonar.

Los animales infectados con Ómicron casi mantuvieron su peso corporal, mientras que los otros perdieron peso rápidamente, una señal de que sus infecciones estaban causando una enfermedad grave. Los pulmones es donde el coronavirus causa gran parte de su daño, y la infección pulmonar puede desencadenar una respuesta inmunitaria inflamatoria que devasta las células infectadas y no infectadas por igual, lo que provoca cicatrices en los tejidos y privación de oxígeno. Menos células pulmonares infectadas podrían significar una enfermedad más leve.

 

Fuente: Nature