OPINION

Y un día, los medios sanjua fueron necesarios

Preocupa en los búnkers de campaña la penetración de los programas porteños -y sus respectivos enfoques- en la construcción de las campañas políticas. Miradas porteñas a 1.200 kilómetros.
miércoles, 25 de septiembre de 2019 · 12:22

Aparece una hipótesis llamativa de tanto hurgar en las razones del deterioro del voto peronista en Capital, comparando las primarias provinciales del 31 de marzo, las generales provinciales del 2 de junio y las primarias presidenciales del 11 de agosto.

Siempre en off the record, reconocieron al menos tres dirigentes por separado que advierten en el vecino capitalino una fuerte penetración del mensaje mediático porteño, producto del crecimiento de la televisión satelital que dejó afuera a las señales locales. 

Por lo tanto, muchas veces en el hogar de Concepción, Trinidad o Desamparados, hay más información sobre los accesos a la Ciudad de Buenos Aires y el funcionamiento de los ferrocarriles, que sobre el bache del barrio, a la vuelta de casa. 

Esta situación, que podría ser entendida como una simple anécdota, hasta una curiosidad simpática, se convierte en un verdadero dolor de cabeza para los que intentan llegar al votante en contexto electoral. 

Se vuelve especialmente difícil el diálogo en las caminatas, cuando algunos vecinos, de realidades absolutamente alejadas de Palermo, Puerto Madero o Recoleta, empiezan a argumentar con los libretos cantados por los conductores, animadores y periodistas proyectados por los medios de los grupos más poderosos radicados allá donde atiende Dios. 

A partir de esa constatación, algunos peronistas entienden que el mensaje anti-K se puede haber convertido en el principal obstáculo para mejorar el acompañamiento citadino en San Juan. Sin embargo, el crecimiento de la figura de Alberto Fernández después de las PASO del 11 de agosto, podría contrarrestar este fanatismo contra la figura de Cristina. Ahí hay una apuesta importante para intentar descontar algo del terreno perdido.

Como lo hemos planteado en columnas anteriores, solo en la Ciudad de San Juan, Macri le ganó a Fernández por 13 puntos. El contraste con el resto de la provincia es brutal y, por estas horas, consume los esfuerzos del búnker del Frente de Todos. Posiblemente una pista para comprenderlo provenga de un reconocido investigador italiano, ya fallecido.

Se llamaba Giovanni Sartori. Según el autor, con la televisión y posteriormente con Internet, el "Homo Sapiens", producto de la cultura escrita, se ha ido transformando en un "Homo Videns". ¿Qué significa esto? Lisa y llanamente el imperio de la imagen por encima de la palabra. Damas y caballeros, con ustedes, los millenials.

Así apretadamente puede resultar un tanto compleja la definición, pero está bien desarrollada en el libro "Homo Videns" de Sartori. Para nosotros, puede servir de ayuda para entender el fenómeno: si algo no está en la TV porteña, a 1.200 kilómetros de distancia, entonces no está ocurriendo. 

O incluso, un paso más allá: lo que diga la TV porteña es ley, aunque resulte incomprobable, aunque no sea más que una opinión, adquiere valor de verdad. Y lo hace desde un estatus superior, prácticamente blindado frente a las dudas potenciales.

El desafío es volver a lo nuestro, a reconciliarnos con nuestras verdades, nuestras diferencias, nuestras discusiones, dichas con tonada cantada y llorona, con nuestras erres arrastradas. Así ocurrió un día, que los medios sanjua fueron necesarios.


JAQUE MATE