VIRAL

El uso intensivo de las redes sociales está relacionado con la falta de sueño

Algunos adolescentes pueden estar luchando por desconectarse de las redes sociales por temor a perderse lo nuevo.
miércoles, 23 de octubre de 2019 · 19:23

Los adolescentes que usan las redes sociales durante más de tres horas al día tienen más probabilidades de acostarse después de las 23:00 y despertarse durante la noche, sugiere una investigación del Reino Unido.

Esto afecta a uno de cada tres adolescentes: uno de cada cinco pasa cinco horas o más en aplicaciones como Instagram, WhatsApp y Facebook todos los días, según el estudio.

 Los investigadores de la Universidad de Glasgow dijeron que los niños de 13 a 15 años pueden estar retrasando la hora de acostarse al estar en sus teléfonos. Los psiquiatras dicen que las pantallas deben evitarse una hora antes de acostarse.

Pero el estudio, de 12,000 adolescentes, reconoció que sacarlos de sus teléfonos podría ser "especialmente desafiante" porque era un momento de creciente independencia, cuando era importante mantenerse en contacto con amigos. Los adolescentes que usaban mucho las redes sociales (cinco horas o más por día) tenían alrededor de un 70% más de probabilidades que los usuarios promedio (de una a tres horas) de quedarse dormidos tarde en las noches escolares y después de la medianoche en otros días.

El estudio agrega peso a la teoría de que el tiempo que pasan los adolescentes en las redes sociales está reduciendo el tiempo que pasan durmiendo, y la falta de sueño puede tener un impacto en la salud mental, el peso y el rendimiento en la escuela.

El sueño ya es escaso a esta edad debido a los cambios hormonales que hacen que muchos adolescentes quieran dormir más tarde y despertarse más tarde.

Para el estudio, en BMJ Open, se recopilaron datos de una muestra representativa de adolescentes del Reino Unido de 2015 que participaron en el Millennium Cohort Study.

Se les preguntó cuánto tiempo pasaron en las redes sociales, sitios de mensajería o aplicaciones en un día escolar típico y los fines de semana, y se les preguntó sobre sus hábitos de sueño.

 Un tercio dijo que usaban las redes sociales durante menos de una hora al día, mientras que el promedio era de una a tres horas. Estos grupos tenían menos probabilidades de quedarse dormidos tarde.

Las niñas tenían el doble de probabilidades que los niños de pasar más de cinco horas en las redes sociales, y las niñas también tenían más problemas para dormir.

 

Más de