Mira, el sanjuanino por el mundo

Hoy Estados Unidos - California I

Tuvimos oportunidad de viajar a Estados Unidos algunas veces. País enorme que no se puede conocer de una sola vez y a pesar de tener buenos medios de comunicación y conexión entre estados, al ser tan extenso, tenés que focalizarte en áreas específicas. Esta vez vamos a California.
domingo, 19 de septiembre de 2021 · 13:02

El viaje que hicimos en el 2010, se dio gracias a nuestro deseo de conocer la costa oeste de Estados Unidos y si California fuera un país independiente, sería la quinta economía mundial.

Con una población de 40 millones de personas, en el estado se localizan algunas de las ciudades con las economía más pujantes del mundo como San Francisco y Los Ángeles, donde el turismo y los negocios se mezcla con el entretenimiento y zonas como Sillicon Valley donde la tecnología y la energía eléctrica movilizan la región o porque no Napa Valley donde el agro y la industria vitivinícola generan muchas fuentes de trabajo.

El territorio es tan diverso que tiene costas, sierras nevadas, valles fértiles de cultivo, extensiones boscosas, el punto más elevado del país con su Monte Whitney y también el punto más bajo con su Valle de la Muerte. El estado está dividido en Norte y Sur, con San Francisco y Los Ángeles como ciudades representativas de cada región, aunque la capital del estado es Sacramento.

El estado es tan importante que fue sede de los Juegos Olímpicos de 1932 y 1984 y ahora se prepara para los Olímpicos del 2028. O sea, tres Juegos Olímpicos. Todo un record.

Estoy seguro que cuando te nombran California, lo primero que te viene a la mente es el actor Arnold Schwarzenegger, que además fue gobernador del estado entre el 2003 y el 2011 y lo apodaba Gobernator, una mezcla de gobernador y Terminator. Aunque el ex presidente Ronald Reagan también fue gobernador entre 1967 y 1975.

Pero también el tema Hotel California de la banda The Eagles. Una canción que habla del lado oscuro del sueño americano y los excesos, algo que los integrantes de la banda conocían bastante. Aunque el lugar es ficticio, se dice que los huéspedes del hotel, eran prisioneros que no podían salir de allí y a las noches, venía una mujer llamada Mercedes, que invitaba a los hombres a tomar vino. El tema fue escrito en 1976 y un año después obtuvo el Grammy como Álbum del Año. Esta canción que dio nombre al disco tiene un solo de guitarra considerado el mejor de todos los tiempos. Se estima que se vendieron 150 millones de copias y según estudios, suena en las radios del país cada 11 minutos.

El  vuelo llegó al Aeropuerto Internacional de Los Ángeles y la idea era recorrer en coche toda la línea costera, desde Los Ángeles hasta San Francisco por la Ruta 1 o Pacific Coast Highway, la cual tiene unos 800 km de largo. La Ruta no tiene peaje y circula paralela a la costa que muestra fantásticas vistas, con varios paradores y estaciones de servicios. La idea fue ir por esta ruta para luego volver por la zona boscosa.

Pero antes de empezar nuestro viaje, hagamos un poquito de historia.

Los primeros colonizadores que llegaron a California fueron Juan Rodríguez Cabrillo en 1542 y el soporte del virrey de la Nueva España Antonio de Mendoza, quienes vinieron acompañados por frailes franciscanos que establecieron misiones a lo largo de la región. De esta forma la comunidad franciscana se fue instalando y aumentando el número de misiones a lo largo del territorio para colonizar la región entera y luego fundar algunas de las ciudades actuales.

Pero también sabemos que estuvo el pirata inglés Francis Drake. Qué pasó con él?

El 13 de diciembre de 1577, Drake partió de Inglaterra con cinco barcos con la misión de asaltar posesiones españolas en la costa del Pacífico de las Américas. Después de cruzar el Atlántico, Drake abandonó dos barcos por averías y navegó el Estrecho de Magallanes con los tres restantes. Una serie de tormentas asedió la expedición en el traicionero estrecho, destrozando un barco y obligando otro a regresar a Inglaterra. Solo el Golden Hind llegó al Océano Pacífico. Drake continuó entonces por la costa oeste de América del Sur, asaltando asentamientos españoles y capturando barcos con tesoro español. Drake continúa viaje al norte, buscando un pasaje de regreso al Atlántico pero al no encontrarlo sigue al norte y se detiene en la Bahía de San Francisco en junio de 1579. Acá construyó  un puerto, reparó y aprovisionó su nave para prepararse para un viaje a través del Pacífico y se relacionó con los nativos. Pero también reclamó el territorio en nombre de la corona inglesa llamándola Nueva Albión. En julio, la expedición partió a través del Pacífico, se detuvo en varias islas, rodeó el Cabo de Buena Esperanza en África y regresó al Océano Atlántico. En septiembre de 1580, el Golden Hind arribó a Inglaterra con la bodega repleta de tesoros robados a los españoles. Este lucrativo viaje impulsó las ambiciones de Inglaterra de tener un imperio global. Además de gran hazaña náutica, el viaje de Drake fue la segunda circunnavegación del mundo y la primera en cartografiar océanos y continentes. Pero esa es otra historia.

Volvamos a California

Cuenta la leyenda que el nombre de California proviene de los misioneros españoles que llegaron acá y la bautizaron de esa manera creyendo que era el lugar donde habitaba la famosa reina amazona Califerne. Pero el estado también se lo conoce como Estado Dorado, según dicen porque sus costas están permanentemente bañadas por el sol.

Como dijimos, fueron los españoles quienes conquistaron estas tierras en el siglo XVI y la zona ya estaba habitada por nativos americanos, los cuales se repartían en más de 100 pueblos que hablaban seis idiomas diferentes. Con la llegada de los europeos junto a los frailes franciscanos que establecían misiones sin reconocer propiedades indígenas, sumado a la Fiebre de Oro, se desató un verdadero genocidio de indígenas.

Se calcula que en esa época vivían 100.000 indios, pero debido a los avances y conquistas europeas sobre los territorios, estos fueron aniquilados.

Las misiones estaban encabezadas por Fray Junípero Serra, quien estaba en México a la espera de un nuevo destino. Así la primera misión se instaló en San Diego y le siguieron otras 20 más que bordeaban la costa del Pacífico en lo que se llamó El Camino Real. Las misiones se encuentran separadas por 50 km de distancia, lo que equivalía a una jornada a caballo y de este modo se facilitaban las relaciones entre ellas. Los misioneros a la vez que convertían a los indios, los utilizaban como mano de obra barata. La última Misión que vio construida Junípero Serra fue Santa Bárbara, ya que falleció en 1784.

Hoy El Camino Real está marcado con postes con forma de bastón, una campana y un cartel que indica el recorrido histórico a través de ciudades, atravesando caminos rurales y cada una de las misiones históricas españolas. Muchas personas toman este camino a modo de peregrinación ya que tiene una extensión de 1.300 km.

Como dijimos, California sufrió ataques de parte de piratas, corsarios y aventureros que querían apropiársela y uno de ellos fue Hipólito Bouchard, un corsario franco-argentino quien en 1818 tomó la ciudad e izó la Bandera Argentina que flameó ahí por 6 días.

Así es, durante 6 dias, el estado de California fue argentino, que tal?

Bouchard fue un corsario que luchó al servicio de las Provincias Unidas del Río de la Plata y del Perú. Cumpliendo un papel importante en las luchas por la independencia argentina. Al entregarle su patente de corso al servicio del Río de la Plata, luchó junto a Guillermo Brown y Tomas Espora, contra los británicos y franceses que asolaban éstas tierras. El 27 de junio de 1817 zarpó en el buque La Argentina a circunnavegar el planeta, con intención de hostigar buques españoles que se le cruzaran en el camino, además de mostrar al mundo que Argentina era un país independiente. Así estableció relaciones con Sudáfrica, Madagascar, Filipinas, Hawai, cruzó el Pacifico y llegó, acompañado por el buque Santa Rosa, a la bahía de Monterrey, donde estaba el fuerte español Presidio Real de San Carlos ubicado en una aldea de 400 habitantes. Cuando el 20 de noviembre de 1817, los buques corsarios aparecieron en el horizonte, el gobernador Pablo Vicente Solá evacuó a mujeres, ancianos y niños, tomó los caudales reales, puso distancia de los atacantes y esperó en las afueras. Los corsarios llegaron con 200 hombres y la resistencia del fuerte fue débil. Tras una breve hora de combate, los argentinos tomaron la ciudad durante seis días, se apropiaron del ganado, quemaron el fuerte, el cuartel de artilleros, la residencia del gobernador, las casas de españoles e izaron la Bandera Argentina, que flameó en California durante 6 días.

Al no llegar refuerzos, Bouchard se movió al sur y bloqueo y atacó puertos españoles de México y Guatemala. Al llegar a Chile, lo acusaron de piratería y fue encarcelado. Tiempo después lo declaran inocente y le devuelven sus barcos pero nunca le devuelven el botín que había acumulado en su larga travesía.

Bouchard moriría en Buenos Aires, asesinado a cuchilladas por sus esclavos, el 4 de enero de 1837, cansados de los malos tratos del marino que pasó a la historia por hacer que California fuera Argentina, aunque sea por unos días.

Siguiendo la historia te cuento que esta serie de ataques e invasiones, anunciaba el fin del dominio colonial español en la región y el traspaso del estado a México. Así en 1821, cuando el país obtuvo la Independencia, California se convierte en una de las provincias al norte del Río Grande junto a Texas y Nuevo México. El gobierno mexicano acabó con el sistema de misiones y muchos asentamientos fueron abandonados.

Pero el control mexicano sobre California acabó cuando un grupo de personas al mando de Richard Dana declaran en 1846 la Independencia de la República de California e inmediatamente los rebeldes permitieron la ocupación de tierras por parte de fuerzas estadounidenses que estaban en guerra con México.

La derrota mexicana obligó a ceder California a los Estados Unidos, junto con Texas y Nuevo México, en 1848 con el Tratado de Guadalupe Hidalgo.

Para más suerte, ese mismo año se descubrió oro en California, desatando la Fiebre del Oro que provocó una inmigración de 90.000 estadounidenses procedentes del resto del país y con ello la conquista de tierras en el Lejano Oeste, junto con la construcción del ferrocarril, para lo cual se contrató mano de obra barata china. En 1850, California se convirtió en el Estado 31 y desde ese momento, prosperó tanto que llegaron más inmigrantes asiáticos que fueron usados para extender vías, pero también sufrieron olas de racismo que terminaron con la limitación de inmigración en el estado. Para fines del siglo XIX, California seguía siendo parte agrícola y tenía una población de 1,4 millones, la mayoría de ellos inmigrantes.

Los Ángeles

Es una ciudad netamente latina, donde podes vivir sin hablar una palabra de inglés. Casi todo el estado te hace sentir que estas en un set de filmación, así que seguro en algún momento viste una película o una serie filmada acá, con sus grandes carteles, sus calles famosas, sus coches caros y deportivos, sus tiendas de lujo, sus playas llena de surfers, sus muelles abarrotados de turistas, sus mansiones de famosos, con música de The Beach Boys y Megadeth a Metallica, desde Red Hot Chilly Peppers, Black Eyed Peas, Linkin Park a Guns and Roses, así que siempre hay algo que te transporta a éste lugar.

La ciudad fue escenario de películas que trascendieron el cine como Sunset Boulevard (1950), Rebelde sin Causa (1955), Terremoto (1974), Chinatown (1974), American Gigolo (1980), Blade Runner (1982), Terminator (1984), Arma Mortal (1987), Duro de Matar (1988), Mujer Bonita (1990), Pulp Fiction (1994), La La Land (2016). Y series de televisión como 24, Mentes Criminales, NCIS: Los Ángeles.

Todavía recuerdo cuando en los 80´ la prostituta Vivian Ward, el personaje que hacia una joven Julia Roberts, caminaba de noche las calles de Los Ángeles buscando clientes, hasta que aparece el Edward Lewis (Richard Gere) intentando manejar un Lotus. Ellos se conocerán, compartirán una semana y se enamoraran. Tal vez una de las escenas más recordadas sea cuando a la pobre Julia no la querían atender en una de las tiendas de Rodeo Drive ya que tenía ropas extravagantes y le dicen que ese no era un lugar para una chica como ella. Pero al día siguiente le llegó el tiempo de la venganza cuando pudo comprar de todo en la zona, caminar orgullosa con sus compras y entrar en la tienda que había sido rechazada el día anterior para mostrarle su error, mientras, de fondo, Roy Orbison canta Pretty Woman. El sueño de Cenicienta se hizo realidad gracias a que encontró a un chico que la supo contener, aunque Richard Gere no era tan chico. Pero la verdad, es que si caminas por Rodeo Drive de no más de 4 cuadras, donde hay tiendas súper caras y coches extravagantes y usando bermudas y remeras de turista, seguro que escucharás de fondo el tema musical del gran Roy y te sentirás dentro de la película.

Un recorrido por Los Ángeles

Si te queres sentir un cholulo más, está el Paseo de la Fama, donde podés sacarte fotos con más de 2.000 estrellas de cinco puntas en Hollywood Boulevard, que tienen grabadas nombres de celebridades por su contribución al mundo de la música, el teatro, el cine o la televisión. Pero también está el Teatro Chino Grauman donde anualmente se despliega la Red Carpet para recibir actores, directores y productores de la industria del cine, que competirán por el Oscar de la Academia de Cine. En la puerta del teatro, que emula una pagoda china, sobre la acera, algunos artistas dejaron huellas de sus pies y sus manos hundidas en el cemento. Pero lo divertido también es ver pasar gigantescas limusinas de donde bajan personajes disfrazados. Así que podrás sacarte fotos con Elvis Presley, Marilyn Monroe, Spiderman, Transformers a cambio de monedas.

Para terminar, tomamos un bus turístico por el Circuito de las Casas de las Estrellas de Beverly Hills, para terminar con la foto final del cartel gigante de Hollywood de fondo. Fue un día de cholulos total.

Por supuesto también visitamos Disneylandia donde visitamos Downtown Disney, que es una zona gratuita llena de tiendas, bares y restaurantes, un buen lugar para ir a cenar,  ubicado antes de entrar al. El parque fue el primero de éste tipo por The Walt Disney Company en 1955. Tiene áreas como Main Street U.S.A, Adventureland, Frontierland, Fantasyland, Tomorrowland, Star Wars: Galaxy's Edge, New Orleans Square, Critter Country, Mickey’s Toontown  con más de 60 atracciones distribuidas en cada una de las áreas temáticas. Es más chico que los parques que se encuentran en Orlando, Florida, pero no deja de ser una linda atracción.

Al día siguiente seguimos conociendo las afueras de Los Ángeles.

Muy cerca está Long Beach, donde actualmente está el buque Queen Mary, uno de los cruceros más lujosos y conocidos de los años 40. En él viajaba sólo la gente adinerada de Europa y Estados Unidos. Durante la Segunda Guerra Mundial fue transformado en buque de guerra para llevar a soldados al conflicto bélico y traerlos de vuelta a casa.

Hoy es un museo marítimo.

Por supuesto también hay playas famosas, como Malibú o Santa Mónica, con su muelle y un cartel que indica que ahí termina la famosa Ruta 66. Ruta que hay que recorrer en moto, como manda la tradición y en algún momento esperamos hacerla.

Por supuesto me acerque a la playa para ver si veía a la escultural Pamela Anderson corriendo por la playa en cámara lenta, mientras filmaba la serie Baywatch. Pero no la pude ver. Una decepción.

Luego fuimos a Venice, uno de los distritos de Los Ángeles conocido por sus canales y playas, pero también por su área residencial bohemia, así como su colorido paseo de 4km junto al océano. Acá varias de las casas tienen sus entradas principales en la calle peatonal pero del otro lado tienen vista a los canales donde se estacionan botes y yates de los vecinos del lugar. La playa cercana se llama Muscle Beach y es frecuentada por fisicoculturistas. El lugar es un imán para turistas.

Más allá está Ventura, una ciudad balnearia, donde Junípero Serra fundó la misión San Buenaventura en 1782 y aún mantiene su construcción original. Ventura es la clásica playa californiana llena de palmeras y surfistas, ubicada entre colinas y el océano junto a la Highway 1. Frente a sus costas hay un archipiélago de cinco islas llamadas Channel Islands National Park y es hogar de especies como ballenas jorobadas y azul, delfines, focas, lobos y elefantes marinos.

Más allá de Santa Bárbara  

Está situada a 140 kilómetros de distancia de Los Ángeles, en una costa conocida por su microclima excepcional. Es llamada La Riviera Americana es una ciudad muy tranquila llena de edificios blancos con tejas rojas y situadas entre la montaña de Santa Ynez que se eleva como marco de fondo para un paisaje que se complementa de maravilla con el azul del mar. Tiene estilo informal y amigable con gran oferta cultural, a pesar de ser pequeña. También es la ciudad donde se puede hacer noche para descansar, disfrutar de paseos, zonas de compras o de playas en verano.

Acá, nos detuvimos en el muelle Stearns Wharf que se construyó en 1872 y se convirtió en el muelle de aguas profundas más largo de California. En 1998, casi un tercio fue consumido por un incendio y luego se reconstruyó manteniendo el estilo de su época de esplendor. En el pasado, en la zona, se centraba la actividad portuaria que con el tiempo dieron lugar a tiendas y shops, dándole un aspecto más turístico.

El largo muelle es un lindo lugar para visitar y ver vida marina de cerca. Las aves marinas se acercan a que les des de comer y a veces es posible que algún pelicano te cague desde las alturas en señal de agradecimiento. El mar está lleno de delfines y lobos marinos que dan vueltas bajo el muelle en busca de peces y tiendas de suvenires que son agradables, aunque en época de tormentas no es un lindo lugar para visitar ya que las olas son intensas y afectan las estructuras de los locales desgarrando ventanas y puertas.

Los precios de las cosas? Sólo para turistas.

The Longboard Grill, The Shellfish Company y Moby Dick son restaurants que espera  visitantes para ofrecerles pescados, mariscos y frutos de mar. Desde el muelle se ven esculturas de arena que algunas personas hacen en la playa con latas para propinas y carteles que dicen: Ayúdame, es para la droga.

Como sabemos, a California llegaron inmigrantes de todo el mundo, desde colonos que venían en busca de una nueva vida hasta buscadores de oro que querían ser millonarios buscando en las extrañas de la tierra, desde los chinos con sus corrientes migratorias que vinieron a trabajar en las minas y en el ferrocarril, hasta vitivinicultores que vinieron a experimentar varietales en ésta tierra privilegiada y desde productores de espectáculos que vinieron a concretar mundos de fantasía hasta daneses que ciudades como Solvang que se encuentra a menos de una hora de Santa Bárbara.

Con más de 5.000 habitantes y un millón de turistas anuales, Solvang es un lindo pueblo para caminar y disfrutar de la pastelería danesa. El pueblo tiene cuatro molinos de viento de estilo danés, que se mueven con el viento, así como réplicas a escala de la Round Tower y La Sirenita de Dinamarca, pero también está la Iglesia Luterana de Bethania de 1927, el Museo de Historia y Arte con elementos escandinavos, incluyendo una puerta tallada en madera y piezas de hierro ornamental, además un museo dedicado a Hans Christian Andersen. El origen de la emigración danesa a Estados Unidos se remonta a 1850 y desde entonces se crearon comunidades danesas en varios estados.

Que hicimos acá? Caminar, conocer y disfrutar de la comida y de la típica música danesa.

Al norte de San Luis Obispo

Más al norte, en el camino, hay poblados y ciudades como San Luis Obispo donde se encuentra la misión San Luis Obispo de Tolosa, también construido Junípero Serra en 1772. Ahí nos detuvimos y visitamos el convento y misión histórica. Entre 1810 y 1820 se agregaron cabañas para nativos, un molino y un granero. En  1832 tenía 5.400 ovejas y 2.500 vacas, con buena producción agrícola de las misiones californianas.

En la guerra de Independencia de México, la misión fue obligada a ayudar a las tropas realistas, lo que causó privaciones y el declive de la ciudad desde 1818. Toda la región es vitivinícola y alberga unas 250 bodegas que cultivan 40 variedades de uva.

Muy cerca hay un pequeño pueblo llamado Cambria y según se dice originalmente se llamaba Slab Town pero los habitantes querían que se llamara Santa Rosa o Roseville. Sin embargo, mientras discutían como nombrar al pueblo, un viejo galés que hablaba siempre de su Cambria, que era el nombre clásico de su Gales natal, así que puso un cartel en su taller: Cambria Carpenter Shop y desde ese momento adoptaron el nombre.

Ya dejamos atrás a San Luis Obispo y Cambria y llegamos a San Simeón que al igual que en muchas ciudades hay misiones franciscanas para visitar.

Siguiendo la Highway 1 y al borde de los acantilados que bordea la ruta, nos detenemos en los miradores y zonas de descanso del lugar y vemos sobre la playa, a miles de lobos marinos tirados al sol. La playa hace de refugio, lugar de alimentación y apareamiento. Los machos defienden su harem y se pelean entre ellos. Las hembras los miran como si nada y siguen descansando. Se trata de la playa de Piedras Blancas y hoy es una reserva natural, ya que desde 1990 llegaron docenas de leones marinos y hoy la población supera los 10.000 ejemplares.

Sobre las laderas de los cerros se ven edificios en su cumbre. Es el Castillo Hearst y allá fuimos, después de pagar el ticket de entrada.

William Randolph Hearst era un hombre con intereses, talentos y sobre todo dinero.  

El tipo fundó un imperio de medios periodísticos y de información en Estados Unidos. En la cima de su carrera Hearst fue dueño de 26 periódicos, 13 revistas, estaciones de radio y servicios de noticias, produjo noticieros y películas. Coleccionó, antigüedades y arte del  mundo. Incluso tuvo un zoológico privado con leones y osos polares incluidos. Hoy se puede ver algunas cebras y animales exóticos que se mueven por sus jardines libremente. Toda una extravagancia.

Hearst Castle fue terminado en 1947 y ocupa una extensión de 160 km² de parque. Tiene un edificio principal, casas de invitados, 58 dormitorios, 60 baños, 18 salones multiusos, 41 chimeneas, sala de billar, salón de belleza, biblioteca, teatro, jardines interiores y exteriores, una piscina exterior y otra interior, canchas de tenis, un cine privado y un aeródromo. En fin, no escatimó en gastos porque la incipiente industria del espectáculo daba buenos réditos.

Y uno de los lugares más impactantes de la mansión es la Piscina de Neptuno que tenía trampolín y calefacción y era el área favorita de los invitados. La fachada es una mezcla de estilos griegos y romanos y recuerda a los jardines del Renacimientos europeo. La piscina, que Hearst trajo de Europa piedra a piedra, tiene capacidad para un millón de litros de agua y está rodeada por esculturas italianas de mármol. Por su parte, la piscina interior, llamada Piscina Romana, está cubierta con un millón de azulejos de cristal de Murano bañados con una fina capa de oro y a pesar de ser una bella piscina, fue poco utilizada por estar ubicada en la parte menos visitada del complejo. Impresionante.

Aunque gran parte de la colección de arte Hearst fue vendida o donada a museos, la mansión mantiene intacta su decoración y aún alberga valiosas piezas de épocas y estilos distintos: estatuas egipcias, sarcófagos, mosaicos romanos, cuadros, muebles, lámparas y tapices. En el Castillo se rodaron escenas de la película Espartaco de 1960 y Lady Gaga rodó parte del videoclip de la canción G.U.Y en el 2014. El palacio inspiró a Orson Welles para el film Ciudadano Kane (1941) antes de ser donado por los herederos al estado.

William Hearst siempre invitaba a su mansión a estrellas de Hollywood de la época, como Charles Chaplin, Cary Grant, Buster Keaton, Greta Garbo, Mary Pickford, Jean Harlow, Clark Gable, Joan Crawford y los hermanos Marx, además de celebridades como Winston Churchill, Bernard Shaw, Charles Lindbergh y Amelia Earhart.

William Hearst apenas pudo disfrutar de su mansión terminada. Murió en 1951.

Seguimos viaje y después de 240 km, llegamos a Carmel by the Sea, un lindo pueblo de 4.000 habitantes, cuya curiosidad más destacada es que tuvo como alcalde hace años al actor Clint Eastwood, un residente permanente del lugar. La localidad fue fundada por escritores y artistas en los 20, con el objetivo de crear una villa dedicada al arte. Tiene casas estilo granja que luego se convirtieron en galerías de arte, con aleros enrollados, chimeneas de piedra asimétrica y puertas redondeadas.

Carmel se jacta de no tener direcciones, solo nombres en sus calles, no hay parquímetros ni luces de neón. El pueblo desprende un aire bohemio que no te lo podes perder y que de momentos te hace sentir en un cuento de hadas. Acá podes deambular por pasadizos secretos y calles plagadas de tiendas y galerías de arte, con restaurantes pet friendly donde en la puerta hay contenedores con alimento y bebederos para perros y de vez en cuando te cruzaras con alguna señora elegante que pasea su cachorro de bulldog francés en un cochecito de bebé.

Pero hasta acá llegamos hoy. El viaje se hizo largo y seguiremos la próxima semana ya en la vibrante ciudad de San Francisco. Los esperamos.

 

Mail: silviayoscarporelmundo@gmail.com

Blog: https://silviayoscarporelmundo.blogspot.com

YouTube: https://www.youtube.com/channel/UCVpv0lP78yOx-FGzERNpzCg

Instagram: silviayoscarporelmundo