OPINION

El 2019 que cerramos: de la tortilla de Lavagna, a la razón de CFK

La última columna Jaque Mate del año, con un repaso editorial que sintetiza diez momentos históricos y ratifica un apasionado modo de ver la realidad.
viernes, 27 de diciembre de 2019 · 11:42

Una tortilla, no un revuelto Gramajo. Con esa columna, aquel lunes 25 de febrero de 2019 arrancaba el ciclo de Banda Ancha que termina este viernes 27 de diciembre. La interesante metáfora de Roberto Lavagna había quedado flotando ese fin de semana en San Juan, epicentro de una cumbre opositora pocas veces vista en la provincia y fundacional para el año electoral que comenzaba anticipadamente, con la Fiesta Nacional del Sol como telón de fondo. El ex ministro de Néstor aludía a una construcción política que parecía girar en torno al peronismo federal, refractario a todo el kirchnerismo.

Así poníamos la piedra fundacional del ciclo que estaría marcado por la secuencia de campaña, urnas, más campaña y más urnas, todo multiplicado por cuatro. Pero también nos dimos el espacio para hablar de esos otros pequeños grandes temas que conmocionan a la sociedad, porque tocan alguna fibra interna justo donde duele o provoca incomodidad. Nalgas versus pechos, fue el título de la columna emitida el 13 de marzo. Fue una reflexión luego de la inmensa aprobación que obtuvo la protesta del ingeniero Alberto Mattar, en tanga en la Plaza 25 de Mayo. Y su contraste con el reproche a las manifestaciones feministas precisamente por la exhibición de la desnudez.

No tardó en llegar la primera cita en el cuarto oscuro, el domingo 31 de marzo con las primarias provinciales. De ganadores, perdedores y engañados, fue el  título de la columna del lunes 1 de abril, con algunas conclusiones preliminares de la gran primera elección sanjuanina. Entre las moralejas y aprendizajes, la pifia inolvidable de las encuestas en Rawson.

Aceleradamente llegaron las elecciones generales aquí y en otras dos provincias argentinas, el domingo 2 de junio. El día que San Juan rompió los esquemas, fue la columna del lunes siguiente, poniendo el acento en esta pequeña geografía, convertida en el foco de la prensa nacional y de la política nacional. Se escuchó un llamado fervoroso de Sergio Uñac, con las jinetas de ganador, para que los puristas accedieran a conformar la unidad del peronismo argentino.

El lunes 15 de julio fue uno de esos días en que Jaque Mate se apartó de la política, para hundir el cuchillo en las entrañas de la sociedad. Brenda la pecadora, fue el llamado de atención por el insólito giro mediático, fomentado por fuentes policiales, que puso el interés en un supuesto episodio de infidelidad frente a la desaparición de una persona. El día siguiente, por la noche, fueron hallados los restos calcinados de la joven madre albardonera.

También las páginas nacionales se colaron en las columnas cotidianas de Banda Ancha. Ocurrió con posterioridad a las primarias nacionales. El martes 13 de agosto, el título fue: La peligrosa película que le pusieron al presidente. Si el único mensaje de las urnas era que el 47 por ciento estaba equivocado y tenía que corregir su voto en octubre, el país estaba en problemas graves. Y lo estaba. Tristemente.

En el medio de tanta desesperación por la escalada del dólar y la estampida inflacionaria, la vida siguió transcurriendo. El cura que se enamoró y estuvo bien, fue la columna del miércoles 18 de septiembre. Un ensayo de nuestros propios miedos, detrás del enorme impacto nacional e internacional que tuvo la renuncia del cura de Valle Fértil, por amor.

Los municipios también ganaron espacio en Jaque Mate. De todos, uno de los hechos más llamativos fue la polémica decisión del edil macrista Gabriel D'Amico, de pedir la jubilación por incapacidad a los 38 años, a tres meses de dejar la función pública. El título fue: La última tentación del concejal, el jueves 10 de octubre.

Pocas veces una noticia del exterior fue lo suficientemente pesada como para desplazar de las columnas Jaque Mate a los temas locales o nacionales. Pero el golpe de Estado en Bolivia mereció aquel título, el martes 12 de noviembre: Yo veo el futuro repetir el pasado. Resultaba difícil alejar los fantasmas de la conspiración cuando cada actor parecía encontrar su papel con la misma naturalidad que hace cuatro décadas y más.

Y llegó el cambio de gobierno. Y Cristina tenía razón. Una postal convertida en meme y la tentación de dejarse llevar por las formas otra vez, frente a la urgencia por gobernar por encima de la grieta que no tiene remedio. Ese fue el tema elegido el miércoles 11 de diciembre, tras la asunción de Alberto Fernández.

Estos son apenas 10 títulos elegidos arbitrariamente, editorialmente, para cerrar el año como decidimos transitarlo, poniendo el ojo donde entendimos que había que hacerlo. Cuidando cada palabra, para decir con exactitud cada idea, sin cruzar el límite que impone el respeto por el pensamiento diferente. Porque en definitiva, no se trata de adoctrinar voluntades, sino de abrir el juego. Hasta el año que viene.


JAQUE MATE