San Juan

Sequía y falta de agua: la “pandemia” de toda la vida en Mogna

Pobladores de localidad jachallera imploran por una solución definitiva a la falta de agua potable. Conocé la odisea de los vecinos para acceder al líquido vital.
lunes, 2 de noviembre de 2020 · 11:11

La humanidad enfrenta una pandemia sin precedentes con el coronavirus. Ello ha generado innumerables problemas a nivel social, individual, económico y sanitario. Sin embargo, hay un pueblito ubicado al sur del departamento Jáchal que vive con una “pandemia” de toda la vida: la sequía y falta de agua.

Se trata de Mogna, donde los pobladores del lugar imploran por agua potable y una solución definitiva a este problema que no tiene fin pese a algunos esfuerzos por parte de las autoridades. Allí existe una planta potabilizadora de agua pero desde hace 3 años que no funciona, dijeron los vecinos. 

Patricio Salinas encabeza el grupo Unidos por Mogna que trabajan en busca de mitigar la dura situación. “El problema del agua en Mogna se ha vivido siempre. Hay sequía. Dijeron que estaba todo controlado porque OSSE había arreglado la bomba y que había agua en la localidad, pero no”, indicó.

Sin embargo, señaló que desde la empresa asistieron al lugar la semana pasada con una camioneta y 3 operarios. “Están haciendo lo imposible por reestablecer el servicio de agua, que no es potable”, aclaró el hombre.

Se trata de un pozo que fue inaugurado recientemente pero el agua de ahí no es apta para beber, sino que sirve únicamente para higienizarse o riego. Mientras tanto, el agua que usan para beber la provee la Municipalidad de Jáchal con camiones cisterna o la obtienen a través de donaciones que reciben.

Al problema del agua potable se suma la sequía. “En el siglo XXI la gente todavía junta palos y ramas para que suba el caudal de agua del río para que circule por los canales y llevarla a las fincas. Todavía Mogna no cuenta con un partidor de agua. Siempre hay promesas nada más”, dijo el vecino.  

“Mogna hoy está en sequia total. Se están perdiendo muchos cultivos, muchas hectáreas de pasto, alfalfa, etc.”, sentenció el vecino.  En esta línea agregó que “no está subiendo agua por las acequias. Con nuestro grupo y otros que se han unido hemos llevado agua potable para abastecer a los pobladores unos 15 días. Dentro de 15 días volveremos a hacer la campaña y a llevar agua potable. La municipalidad envía agua potable a Mogna a través del tanque cisterna. Eso se utiliza para regar las calles y mantener los espacios verdes. Por eso para hacer que un camión de esos lleve agua potable hay que hacer un tratamiento muy especial”.

Mientras tanto, en el lugar llamado La Toma sobre el Río Jáchal, muchos vecinos trabajan para llevar el agua hasta sus cultivos. “Ponen ramas y esperan alguna autoridad que les dé una solución. Haría falta una máquina que arregle la toma. Eso ahora está deteriorado. Entre los vecinos se juntan a trabajar para poder desviar el agua”, comentó un productor de la zona.

“Mogna no cambió. Esperamos que sea algo favorable el verano. Con las tormentas y las crecientes este trabajo no va a existir. El intendente de Jáchal quedó en venir a dar una solución acá, pero hasta el momento no ha aparecido nadie”, sostuvo. 

Por su parte, una vecina oriunda de los Puestos de Mogna, acompañada por lugareños agradeció la solidaridad de quienes les llevan agua potable y pidió que no los dejen de ayudar. Sin embargo, aseguro que “no es vida lo que pasa con el agua en Mogna”.

Con la llegada del coronavirus, los vecinos del lugar están inquietos y por ello la semana pasada viajaron a la Capital sanjuanina donde fueron recibidos por las autoridades de OSSE. Desde la empresa se comprometieron a acelerar los papeleos en busca de una solución definitiva.

Esto tiene que ver en un principio con llevar a cabo un estudio para ver cómo se puede proveer de agua a la localidad y que sea apta para el consumo humano. En principio, OSSE estudiará la posibilidad de realizar un acueducto, pero aclaró que este trabajo va a llevar un tiempo.

 

 

 

Otras Noticias