SOLIDARIDAD

Remisero sanjuanino devolvió un bolso con dinero que se olvidaron abuelitos en su auto

Los había llevado al microcentro. Cuando se bajaron, lo dejaron en el asiento de atrás. Salió a buscarlos pero no los encontró. A través de Facebook, los rastreó y dio con ellos.
jueves, 13 de febrero de 2020 · 09:52

Gastón Riveros tiene 39 años y desde hace 3 pasa la mayor parte de su día arriba de un auto. El hombre es remisero y además, humilde: “Sólo hice lo que tenía que hacer. Devolver algo que no me pertenecía“, dijo. Y además de humilde, honesto. En la mañana del martes llevó a un matrimonio de jubilados hasta el microcentro y en el apuro por bajarse, la pareja dejó en el coche un bolso con plata que era para pagar una deuda en una empresa de telefonía celular. 

Al notar el descuido, el chofer se detuvo a los pocos metros, se bajó y como no los vio, salió a dar vueltas por las calles céntricas. Tampoco tuvo suerte. Entonces decidió estacionar su móvil, bajarse y salir hasta la empresa donde iba a ir el matrimonio. Pero no los encontró. Igualmente, Riveros no se rindió y publicó la situación en Facebook. Finalmente, su incansable búsqueda dio sus frutos: encontró a la pareja. Y no sólo eso. Fue hasta su casa en Chimbas y les devolvió lo que habían perdido. 

“Es lo que correspondía”, comentó Riveros. El chofer trabaja en el móvil 36 de la empresa Del Bono Remís y recogió a la pareja en el cruce de calle Salta e Ignacio de la Roza, Capital. “Me pidieron que los llevara hasta Laprida y General Acha. Ellos comentaron que tenían que pagar una deuda en una empresa de telefonía. Por eso sabía a qué iban al centro. Cuando llegamos a esa esquina, se bajaron rápido porque estaba el semáforo en verde“, dijo el chofer. 

Al descender, los jubilados se olvidaron un monedero con plata, documentación y otras pertenencias. ¿Cuánta plata había? “Ni idea. No revisé nada. Ni sé qué había dentro del monedero. Seguí unos metros y como no podía devolverme por General Acha. Miré y no los vi. Entonces di unas vueltas en el auto”, comentó el remisero. Pero no los localizó y decidió ir a pie a buscarlos.

“Me fui hasta la empresa donde tenían que presentarse y luego me encontré alguien que los ubicaba. Así pude conseguir su celular. Les llamé y no tuve suerte, entonces lo publiqué en Facebook. Estuve todo el día llamándoles y recién a las 20 me contestaron. Les expliqué quién era y para qué las llamaba y se pusieron muy contentos”, dijo Riveros. El remisero coordinó la entrega del monedero y llegó hasta un barrio de Chimbas. Eso fue alrededor de las 22 del martes. Allí los recibió el matrimonio. 

“Me quisieron dar dinero, pero les dije que no. Les pedí que revisaran si estaba todo en orden y se pusieron felices porque no faltaba nada. Para mí con eso bastaba, pero la señora había comprado una gaseosa e insistió para que por lo menos aceptara eso. Así que la recibí”. Por último, Riveros mencionó que tiene dos chicos y que a pesar de tener problemas económicos no dudaría en realizar de nuevo la misma acción. “Me he encontrado teléfonos y otras cosas y siempre las devuelvo. Eso es lo que me nace hacer, es lo que corresponde“, dijo.

(Fuente: Telesol).