En primera persona

A un año del estallido social en Chile, ahora quemaron iglesias

El periodista Daniel Silva dio detalles del conflicto que volvió a explotar en el primer aniversario de las protestas que se originaron el año anterior.
martes, 20 de octubre de 2020 · 15:24

El pasado domingo Chile cumplió el primer aniversario del estallido social que provoco miles de protestas en el país trasandino luego de que el Gobierno modificara los valores del transporte público. Un año después se registraron una serie de incidentes en varias regiones durante la conmemoración del 18 de octubre, debido a que la crisis provocada por la pandemia agudizó el estallido social.

Según explicó Daniel Silva, periodista de Radio Guayacán, el cuestionamiento hacia el Gobierno chileno ha traído muchas controversias importantes porque aun no se lograron zanjar las demandas por parte del pueblo. "La pandemia ha evitado que mucha gente dedicada al comercio informal no pudiera salir a trabajar", agregó.

Además al menos dos iglesias del centro de Santiago de Chile fueron quemadas el pasado domingo tras la multitudinaria manifestación que congregó a decenas de miles de personas para conmemorar el primer aniversario de ola de protestas que sacudió al país en octubre del año pasado. Durante la jornada también se registraron saqueos.

Asimismo el primer santuario atacado fue la Iglesia San Francisco de Borja, usado regularmente por el cuerpo policial de Carabineros para ceremonias institucionales, y horas más tarde fue la Iglesia de la Asunción, una de las más antiguas de la capital, con más de un siglo y medio de antigüedad. Cuando cayó la cúpula en llamas tras el colapso de la estructura, varios manifestantes celebraron, según constató la agencia AFP. Ambas iglesias fueron atacadas por encapuchados.

En tanto La Serena como Coquimbo fueron las regiones donde se sintieron más las protestas sociales: ya que hubo muchos daños e incidentes. De hecho la iglesia San Francisco de La Serena, fue otro blanco de la manifestación chilena. "En esta oportunidad los chilenos no han salido con muchas banderas, sino que han sido a realizar muchos actos vandálicos como parte de las protestas", explicó Silva.

Por último indicó que esta vez no hubo intervención militar, pese a que los manifestantes saquearon un centro médico. Además de destrozar otros locales periféricos de las ciudades chilenas.