Mira, el sanjuanino por el mundo

Hoy Camboya – Última Parte

Ya dejamos Phnom Penh y la locura de su triste historia. Damos vuelta esa página y seguimos con nuestro itinerario que nos lleva hasta Siem Riep a solo 1 hora de vuelo desde Phnom Penh. El final de nuestro increíble viaje por el Sudeste Asiático.
domingo, 23 de mayo de 2021 · 13:31

Mientras esperamos el vuelo a Siem Riep, un grupo de monjes budistas de distintas edades esperan su vuelo, sentados en un restaurante discuten y se ríen en forma aireada en un lenguaje inentendible para nosotros. Algunos se enroscan sus largas túnicas naranjas, mientras otros se sacan selfies con sus celulares de última generación. Y yo me pregunto: como hacen estos tipos cuando tienen ganas de ir al baño con toda esa cantidad de sabanas envueltas? Como hacen ante una urgencia con todo eso enroscado en todos lado y si están con diarrea? O si están medios secos de vientre por tanto arroz blanco y verduras? Causa curiosidad o no?

A los monjes los ves por todas partes y su túnica varia de color dependiendo también del grado que tengan o a la orden que pertenezcan. El budismo no es una religión, es una forma de vida y sus seguidores ven a Buda como un iluminado. También los veremos dentro de los Templos de Angkor, delante de un grupo de creyentes que arrodillados frente a una estatua de Buda, escuchan los mantras del monje mientras éste los salpica con agua de una vasija con flores (a modo de bautismo). El monje mojaba a su pequeña audiencia y a todo el que pasaba por ahí solo para curiosear. Los ves sonreír cuando sorprende a la gente que es mojada, pero nadie dice nada. Él lo disfruta. Esa salpicada de agua ayuda, no sé si al alma, pero sí a mitigar el agobio del calor que reina en ésta zona.

En una de las innumerables batallas contra las intenciones expansionistas de Tailandia después de la decadencia del Imperio Jemer, los guerreros jemer pudieron derrotar a los tailandeses y de ahí viene el nombre de la Provincia.

La provincia de Siem Riep está localizada al noroeste del país y su capital es la Ciudad de Siem Riep. La traducción del nombre es: Siem se refiere a siamés, de Siam, es decir Tailandia y Riep traduce "Caída, derrota", es decir, "Derrota de los tailandeses".

La Provincia está relacionada con el pasado glorioso del Imperio Jemer, pues allí estuvo la antigua capital, la Ciudad Sagrada de Angkor, cuyas ruinas arqueológicas quedan a pocos kilómetros al norte de la moderna Ciudad de Siem Riep.

Después de los saqueos de los siameses a Angkor en 1431, la corte se mueve a Phnom Penh y la Ciudad Sagrada cae en el olvido hasta que los franceses la descubren en 1860 y de a poco la Provincia regresa a ser el centro de atención de la historia y el punto de referencia histórico de los camboyanos.

Durante la constitución de la Kampuchea Democrática, el complejo arqueológico sufrió la destrucción por parte de los Jemeres Rojos quienes no solo detuvieron los trabajos de investigación, recuperación y restauración, sino que incluso mataron a muchos de los allí trabajaban. Este periodo acabó por destruir lo poco que había y la ciudad, como todas las poblaciones camboyanas de ese tiempo, quedó desolada.

Siem Riep tiene más vida que Phnom Penh, o por lo menos una vida más alegre e interesante. Será por su riqueza cultural, por sus templos, o simplemente los miles de turistas que llegan a visitarla? El caso es que de noche, en el Night Market, la ciudad se transforma debido a los cientos de negocios que ahí se encuentran. Puestos de ventas, carros de comida (algunos con grandes insectos), centros de masajes de pies (o grandes peceras con peces devoradores de callos y piel muerta de los pies) y muchos travestis que se acercan, te toman del brazo, se hacen los simpáticos y te ofrecen sus servicios (algunos están más o menos presentables, pero otros se parecen más a un defensor de un equipo de futbol, rústico y morrudo).

El contacto permanente con extranjeros hace que muchas personas hablen más idiomas y lo notás cuando te ofrecen recorrer la ciudad en tuc-tuc y ser tu guía en la zona de los templos. Incluso hay colegio que invitan a los extranjeros a dar clases gratis para que los chicos puedan perfeccionar una segunda lengua.

Siem Riep es un lugar atractivo por sus jardines, el paseo del río, los bulevares, pagodas y palacios y debido a la gran afluencia de turistas el dólar estadounidense es la moneda corriente en la zona, aunque todo sale más barato pagando con la moneda camboyana: el riel. La población se dedica especialmente a la pesca, al cultivo del arroz y a los servicios del turismo y atrae a muchos extranjeros que habitan eventualmente la ciudad, especialmente europeos, estadounidenses y australianos.

Los Templos de Tomb Raider

Siem Riep es abrumador y a la vez divertido y es el soporte vital de los Grandes Templos de Angkor (conocidos como la octava maravilla del mundo) y un buen lugar para tomar algo, ir de compras o conocer gente.

La principal atracción cultural y turística de la zona del complejo arqueológico de Angkor, se encuentra muy cerca de Siem Riep. El complejo comprende además un inmenso territorio plagado de templos y ya de camino tenes que sacar entradas para visitarlos. La tarifa por un día es de 37 dólares por personas. Entrando al sector ves monos dando vueltas por ahí en busca de comida, familias enteras que viven desde hace años y sus viviendas no son más que un montón de chapas, con hamacas colgadas entre los árboles y en donde transcurrirán toda su vida. O incluso podes ver también inmensos termiteros que se encuentran en la base de algunos árboles.

Nosotros tomamos un tuc-tuc que nos sacó a recorrer un poco la zona de los templos.

Este impactante sitio de Camboya se volvió popular, tras el estreno de la película Tomb Raider protagonizada por Angelina Jolie y muchos se refieren a él como el templo de Tomb Raider. Su historia milenaria abraza las paredes del espectacular lugar, donde la naturaleza se fusiona con las ruinas del antiguo monasterio budista que solía servir como universidad y hospital.

A partir de esa película, el sitio tomó mayor repercusión mundial y el turismo invadió Siem Riep. La linda Angelina en el papel de Lara Croft llegaba a Angkor, descifraba enigmas, mientras seres mitológicos de piedras (que se pueden ver en los templos) la atacaban. La filmación se llevó a cabo en el templo de Ta Promh, que fue un monasterio budista y hoy es reclamado por la naturaleza desde que fue abandonado. Las raíces de los árboles crecen sobre los muros y puertas y le dan un toque de misterio. Las ruinas envueltas por las raíces de higueras estranguladoras y las gruesas bases de los árboles de algodón de seda resultan embriagadoras. A medida que se van recorriendo las galerías del templo de Ta Prohm se descubren rincones del filme, sus bajos relieves representando la vida de Buda y las amables sonrisas de unas bailarinas celestiales, ante las que uno queda cautivado.

En la ruta corta del circuito hay mucho para ver: Angkor Wat, es el templo hinduista más grande y el mejor conservado. Está considerado la mayor estructura religiosa jamás construida​ y uno de los tesoros arqueológicos más importantes del mundo. Es el alma y símbolo de Camboya, núcleo de la civilización jemer y una fuente de orgullo nacional, y necesitas unas dos horas para visitarlo completo. Construido por Suryavarman II (1112-1150) es uno de los monumentos más brillantes concebidos por la mente humana. Tiene 800 metros de bajorrelieves y una torre de 55 metros, que otorga al conjunto una unidad sublime. Angkor es famoso por sus seductoras ninfas divinas que se encuentran talladas en todos sus muros. Hay casi 2.000, cada una con un motivo único y con 37 estilos diferentes de peinado. Acá la mezcla de espiritualidad y simetría es asombrosa.

La imagen externa del templo, es la que muestra la bandera de Camboya.

La mejor bienvenida es la que brindan las miradas y sonrisas enigmáticas de los gigantescos rostros de Buda que adornan las numerosas torres del Bayon Temple que es un complejo de culto en el centro de Angkor. Bayón es el corazón de Angkor Thom, que encarna el ingenio creativo del rey camboyano más célebre, Jayavarman VII. Lo llaman “El Templo de las Caras” y es único por sus enormes cabezas que observan desde todos los ángulos. A diferencia de Angkor Wat, que impresiona desde todos los ángulos, Bayon parece una pila de escombros visto en la distancia. Solo al entrar al templo y subir al tercer nivel se hace visible su magia.

El Angkor Thom fue la ciudad real intramuros fortificada construida por Jayavarman VII, rey del Imperio jemer, al final del siglo XII, luego que Angkor sea conquistada y destruida por los Chams. El Ta Prohm Temple es un templo de finales del siglo XII, fue denominado originalmente Rajavihara y sirvió como monasterio budista. Este templo parece sacado de una película, y fue el escenario original del rodaje de Tomb Raider, oculto entre luces y sombras. Lo caracterizan sus torres destruidas y muros atrapados entre los brazos de un enorme sistema de raíces. Sin duda se trata de las ruinas con más personalidad de Angkor. Su encanto reside en que, a diferencia de otros monumentos, el templo fue engullido por la selva y se parece mucho a lo que los primeros exploradores europeos debieron encontrar cuando se toparon con Angkor. Esa es la teoría, aunque en realidad la selva se mantiene a raya y solo se conservan los árboles más grandes. Aun así, en Ta Prohm uno se siente en otro mundo y nos recuerda el poder de la frondosidad selvática.

Elephant Terrace que es una base de piedra ante la fachada del Palacio Real sustentada por bajo relieves de escenas de caza con elefantes.

El Banteay Srei es un templo del siglo X dedicado al dios hindú Shiva, pero también está el Phnom Bakheng, otro templo budista e hindú en forma de montaña, también dedicado a Shiva y construido a finales del siglo IX, durante el reinado de Yasovarman y por último Pre Rup, otro templo hinduista dentro de los complejos arqueológicos de Angkor.

Todo el complejo de templos de Angkor fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1992.

Los templos son espectaculares sobre todo aquellos en donde todavía se pueden ver figuras talladas, caras, monumentos y formaciones de piedra. Algunas incluso se pueden apreciar asomándose entre el musgo y las raíces de los árboles.

Angkor Wat, es el templo más conocido de Camboya, al que se llega atravesando un puente, ya que se encuentra en el centro de un rectángulo rodeado por un gran lago artificial. Angkor Wat continuó activo incluso tras la caída del Imperio Jemer y está dedicado a Visnhu, con sus torres y las esbeltas palmeras que lo rodean y que también aparece en la película.

Para la película se creó una ficción cinematográfica, ya que para el rodaje se recreó un poblado flotante en el estanque noroeste del templo. De este modo se quiso acercar aún más a este bellísimo templo el gran lago camboyano Tonlé Sap situado a 30 km de las ruinas, es el mayor lago dulce del sudeste asiático y la principal reserva hídrica del país e hizo posible el florecimiento de la más bella ciudad antigua nunca conocida.

Fue en ella donde se rodó y se dio vida a la heroína de los videojuegos, Lara Croft. Desde entonces, Angelina Jolie forjó un vínculo emocional tan fuerte con el país que adoptó un chico camboyano y está comprometida en la lucha mundial contra minas antipersonales.

Para la película no hizo falta recrear en estudio de ficción como fue diseñado para el videojuego. El escenario elegido fueron los templos de Angkor, donde la arqueóloga Lara Croft encontró en Angkor el escenario ideal y donde los más de trescientos templos hinduistas y budistas escondidos en la selva abrazados por las raíces de gigantescos árboles se mantienen aún en pie en el que fuera el corazón del poderoso Reino Jemer.

Un paseo por Siem Rep

Después de la muerte de Pol Pot en 1998, la ciudad revivió y se ha convertido en centro turístico de moda.

Ya al volver a nuestro hotel a descansar de un día agotador por el calor y la humedad, disfruto un momento de la piscina y del bar, que con su cartel que dice: Happy Hours de 10 am a 21 pm, me atrae.

Pido una cerveza en la barra y hay un hombre que dice llamarse Jay Jay que comienza a hablarme y me invita un wiskhy. Él me cuenta que es fotógrafo y que viene seguido a ésta ciudad desde su Iowa natal en Estados Unidos junto a su familia y me dice que el mejor templo para sacar fotografías es Ta Prohm durante el amanecer, para terminar hablándome de los  chakras de la tierra y me cuenta que uno de ellos es Siem Riep, pero hay varios como Maui en Hawai o Machu Pichu en Perú.

El barman me da una cerveza fría y un plato con algo que parecen maníes, algo aceitosos y azucarados con mezcla de hierbas y especies, creo que no son maníes, parecen esos escarabajos chiquitos y amarillentos que vuelan por ahí. A ver, vamos a probarlos, bueno no estoy tan seguro que sean maníes, aunque el gusto entre dulce y condimentado hace que lo parezca.

Caminar las calles Pub Street y Pub Street Alley es casi obligado si lo que buscas es vida nocturna en Siem Rep y algunos sitios de comida están ambientados de una manera única que hace que tengas ganas de entrar a conocer y disfrutar de una cena o sólo de un trago.

Por supuesto también podés visitar el Old Market que es uno de los mercados más populares de la ciudad y donde se puede encontrar de todo, desde bufandas jemeres y prendas de vestir hasta joyas y souvenirs turísticos. El Night Market es otro gran lugar para pasar unas horas explorando y comprando cosas baratas. Y sólo debes recordar que cada compra debes negociarla así que practica bien tus técnicas de regateo para conseguir lo que quieras comprar a un precio razonable.

Las Aldeas Flotantes

A orillas del Lago Tonlé Sap, el mayor lago de agua dulce del Sudeste Asiático, hay más de un centenar de aldeas flotantes, cuyas casas se encuentran elevadas sobre palos o en plataformas flotantes sobre bidones, para adaptarse a los cambios cíclicos en el nivel del agua. El lago tiene una extensión de 2.590 km², que puede alcanzar los 24.605 km² durante la estación de las lluvias. En jemer significa Lago de Agua Fresca y forma parte del mayor ecosistema hídrico del sudeste asiático y es objeto de protección como biósfera. El lago está alimentado por numerosos cauces procedentes de varias latitudes y también un medio de transporte en la región central del país.

En ese ámbito también existen pueblos flotantes dentro del mismo lago, donde viven personas en su mayoría de origen vietnamita, sobre casas flotantes. Estas personas viven de lo que pescan en el lago y toda su vida transcurre allí. Allí no hay baños disponibles y sus necesidades también van al lago.

Chong Kneas: a unos 15 km de Siem Rep, es la aldea flotante más cercana a la ciudad, pero es la menos recomendable, ya que es una aldea completamente desvirtuada por el elevadísimo número de turistas que la visitan. Además, sus habitantes no sacan casi ningún beneficio, puesto que las visitas son organizadas por agencias externas. Este pequeño pueblo tiene unos 6.000 habitantes, pero cuenta con escuela, centro médico, iglesia católica, salones de juegos y está muy orientado al turismo. Este es un lugar muy turístico y quizás sea eso lo que ayuda a que aquí siga viviendo gente.

Donde están más cómodos los habitantes de Chong Kneas no es en tierra firme sino flotando sobre la superficie del lago. La población flotante de Chong Kneas está formada por un gran número de viviendas, casi siempre unifamiliares, que flotan en la superficie del lago, aunque no siempre mantienen su posición ya que el lago crece y se desplazan. La mayoría de los habitantes de Chong Kneas se dedican a la pesca, dado que el lago es rico en pescado.

Nosotros visitamos el lugar en donde todo está preparado para estafar al turista, así que cuidado visitas es lugar.

Ya al llegar nos instalan en una gran estructura flotante donde hay un mono, varias jaulas con serpientes y grandes jaulones con cocodrilos. En el lago no hay cocodrilos y solo los tienen en granjas (suponemos para alimento) pero verlos y darles de comer siempre significa erogar dinero. Me invitaron a dar una vuelta en una canoa por el pueblo y quien dirigía la embarcación no sabía ni una palabra en inglés así que no tuvimos diálogo

Hay otras aldeas más alejadas de la ciudad como Kampong Phluk a 30 km y también se puede visitar Kampong Khleang a 50 km de Siem Rep, que es una aldea más grande y menos preparada para el turismo. Algo más autentico.

Pero hasta llegamos con nuestra visita a Camboya y el Sudeste Asiático.

Al final les dejamos nuestro video para que puedan disfrutarlo y conocer un poco más como nos fue. Los esperamos la próxima semana para visitar otro hermoso lugar.

Mail: silviayoscarporelmundo@gmail.com

Blog: https://silviayoscarporelmundo.blogspot.com

YouTube: https://www.youtube.com/channel/UCVpv0lP78yOx-FGzERNpzCg

Instagram: silviayoscarporelmundo